La marcha que cubrió aproximadamente 12 kilómetros tenía por objetivo despertar conciencia en los ciudadanos de la primera capital de la Revolución, sobre la necesidad de salvar el entorno ecológico del Río San Juan.

En los discursos fueron destacados los destrozos ambientales a que está siendo sometida la vía acuática nicaragüense por la construcción de la carretera costarricense, en la margen sur de ese país.

La marcha se realizó en el contexto del Bicentenario de la UNAN León y de la lucha por revertir la degradación ambiental a que ha sido sometido el Río San Juan, inundado también por contaminantes químicos usados en la agricultura costarricense.

La marcha salió del centro de la Ciudad en medio del ulular de sirenas de motos de policías que resguardaban la gigantesca concentración.

El rector de la UNAN, Róger Gurdián, dijo que la lucha prioritaria para la comunidad universitaria que rectorea, es el tema de la defensa del río.

Señaló que la UNAN ha estado haciendo campañas al respecto y destacó que la Universidad enviará 200 brigadistas a la zona de Río San Juan.

Informó que hay un buen grupo de riosanjuaneños estudiando becados en esta Alma Mater, que también se están preparando académicamente para fortalecer la defensa del Río San Juan y sus reservas naturales.

La marcha se desplazó por diversos sectores de la Ciudad Universitaria saliendo del Centro Universitario hacia el este pasando por los mercados, siguió hasta alcanzar la pista de circunvalación y la recorrió hasta llegar al empalme de Managua, para entrar nuevamente en dirección del centro de la Ciudad.

Centenares de miles de ciudadanos se sumaron a la masiva concentración.