Centenares de pobladores del barrio Arges Sequeira, en el Distrito III de Managua, celebraron el tercer día del novenario a la Purísima Concepción de María, cantándole a la Virgen en el altar móvil que instaló la Alcaldía de Managua en el campo deportivo de esa comunidad.

Niños, jóvenes y adultos que participaron en el novenario recibieron el tradicional brindis que se obsequia en honor a la Virgen María, y que la Alcaldía preparó con mucho amor para las familias de la zona.

La Compañera Reyna Rueda, Secretaria del Consejo Municipal, dijo que la devoción a la Virgen María se ve en el rostro de cada mamá, niño y hombre que acompaña en los novenarios que finalizarán el próximo 7 de diciembre con la celebración de la Gritería.

“Le pedimos a nuestra madre Santísima que nos ilumine, que nos de fortaleza, sabiduría y le pedimos por la Paz en el mundo, nosotros gracias a Dios vivimos en Paz, podemos trabajar para todas las familias nicaragüenses, unidos como familia y como hermanos”, destacó Rueda.

“Esta es una demostración de unidad de las familias, donde nosotros nos convocamos a celebrar a nuestra madre Santísima la Virgen María, a pedirle por la unidad familiar y la solidaridad”, agregó.

Por su parte los pobladores del lugar expresaron que cada año cuando se celebran los novenarios a María se le pide por la comunidad, por los enfermos y por más bienestar entre las familias.

“Estamos muy alegres aquí celebrando a nuestra Madre, agradecemos el acompañamiento de la municipalidad con este altar móvil que quedó bellísimo”, dijo Esperanza Salgado.

“Venimos aquí a demostrar nuestro amor y devoción a nuestra Madre que nos conduce por el buen camino hacia su hijo Jesús”, expresó Sofía Morales.

Los adultos que participaron en el novenario recibieron una provisión de granos básicos que contribuirá con la economía familiar, mientras que los niños recibieron bonitos juguetes para que se distraigan sanamente en esta temporada de fin de año.