El Gobierno sandinista que presiden el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, entregó 450 viviendas a las familias que habitaban en los antiguos escombros de Managua y que fueron afectadas por los terremotos del pasado mes de abril.

El acto oficial de entrega de llaves de las viviendas a sus nuevos propietarios fue presidido por la Ministra de la Familia, Marcia Ramírez, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno y el padre Neguib Eslaquit quien hizo una oración de acción de gracias.

El complejo habitacional llevará el nombre de Ciudadela Taiwán y consta de 450 viviendas de más de 50 metros cuadrados que tienen dos habitaciones, sala-comedor y un baño. Además en todas las viviendas se incluyeron una cama matrimonial, una litera y otros implementos del hogar.

En un breve mensaje a las familias, el Padre Eslaquit saludó y felicitó a las familias que recibieron sus viviendas.

Eslaquit recordó que la vivienda es un derecho humano consignado en la declaración de los derechos humanos. “Una vivienda no es solamente el tener cuatro paredes con un techo, una vivienda digna como la que ustedes hoy van a recibir significa la conformación del hogar, la conformación de la familia en dignidad, la conformación y la reconstrucción de una comunidad llena de valores y sentimientos de amor, paz, fraternidad y respeto, que proclama este Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario”, expresó.

“Hoy ustedes que estuvieron casi 40 años en los escombros, de los escombros han salido para reconstruir una ciudad nueva, pero no solamente una ciudadela que va a ser linda en sus proyectos de infraestructura. De los escombros estamos saliendo de nuestras propias vidas para seguir construyendo este presente luminoso y seguir pensando en un futuro de esperanza; de los escombros estamos saliendo con nuestro Gobierno para construir una Nicaragua de amor, de alegría, de fraternidad y respeto”, manifestó Eslaquit.

En nombre de todas las familias protagonistas de la restitución de derechos a una vivienda digna, la señora Eva Suárez, agradeció a Dios por la bendición recibida y también al Comandante Daniel y a la Compañera Rosario, quienes están velando por el bienestar de las familias, garantizándoles un techo digno y seguro para vivir.

“No fue fácil para nosotros estar en los escombros por muchos años donde cada día nuestras vidas estaban en peligro, pero hoy salimos de esta incertidumbre. Gracias al gobierno que se ha preocupado por nosotros a partir de hoy estamos en la casa soñada. Que Dios le de mucha vida y sabiduría a la Compañera Rosario y al Comandante para que otras personas puedan recibir estos beneficios que tanto los necesitamos”, expresó Suárez.

La Ministra de la Familia, Marcia Ramírez, felicitó a las madres, padres y niños que vivirán en sus nuevos hogares, transmitiéndoles el abrazo cariñoso del Comandante Daniel y la Compañera Rosario.

Recordó que desde el momento que se dieron los sismos en el mes de abril, el gobierno se preocupó por la situación de las familias que habitaban en los escombros, trasladándolos a lugares seguros para garantizar la vida.

“De inmediato salieron a un lugar seguro y de inmediato se empezó a trabajar en este hermoso proyecto que inicia con 450 casas, pero que va a llegar a mil 500 para darle un hogar digno a otras familias afectadas por emergencias”, dijo Ramírez.

“Ese es el compromiso de este buen gobierno, ocuparse de cada persona, de cada familia, de cada comunidad. El reto que tienen ustedes ahora que inician una nueva vida en una casa digna es mantenerla limpia, pero sobre todo que esto no sea solo un techo que los cobija, sino que sea un hogar. Cada casa tiene que ser un hogar con amor y respeto entre la pareja, hacia los adultos mayores, hacia los adolescentes. Es un espacio donde vamos a vivir en amor y cariño, construyendo juntos esa Nicaragua lida que empieza en el corazón de la familia”, indicó la Ministra.

El Compañero Fidel Moreno, destacó que todas las casas tienen servicio de energía eléctrica, cuentan con alumbrado público, agua potable y todas las condiciones de agua y saneamiento.

“La vivienda tiene un patio de más de 40 metros, el lote total es de 105 metros cuadrados y está totalmente equipada, tiene una letrina, una cama, una mesa con 4 sillas, otra mesa para colocar la cocina, una cocina, y se entrega un paquete alimenticio, para que puedan las familias empezar en este nuevo proyecto con las mejores condiciones posibles”, indicó.

Explicó que esta primera entrega de 450 viviendas, es parte de un complejo de mil 650 viviendas que se van a completar para las familias que vivían en puntos críticos de la ciudad de Managua y que fueron trasladadas en octubre ha diferentes albergues.

Informó que los traslados de las familias a sus nuevos hogares iniciarán este lunes en horas de la mañana para concluir el miércoles.

Destacó que la ciudadela cuenta con un área comunitaria que incorporará un parque con canchas multiuso, además contará con área de esparcimiento para niños y un centro comunitario donde los habitantes puedan hacer reuniones.

Dijo que se construirá una escuela que se está trabajando para que empiece el año lectivo 2015 como corresponde.

En cuanto al transporte dijo que la ruta 163 estará llegando a la urbanización con lo cual se garantiza que las familias se integren a sus lugares de trabajo de forma normal.

“Con este proyecto estamos completando la entrega de 7 mil 500 viviendas, desde el año 2009, a familias que estaban e puntos críticos de la ciudad de Managua”, recordó Moreno.

"Estamos muy felices con esta bendición"

Durante décadas las 450 familias que recibieron sus viviendas, habitaron en condiciones de riesgo en los antiguos escombros de Managua.

Ahora, aseguran que se sienten felices porque estarán habitando casas dignas y seguras junto a sus hijos.

Adolfo Rodríguez, propietario de una vivienda nueva, dijo que se sienten satisfechos con la atención que el gobierno les brindó durante meses en los albergues, y ahora se sienten felices porque ya tienen un lugar digno y seguro para vivir.

“Esto es lo mejor que el gobierno ha hecho, este es el gobierno de nosotros, estamos satisfechos con esta casa. Allá donde vivíamos estábamos con el peligro. Ahora vamos a vivir en una casa digna y segura, sin riesgos”, comentó.

José Mendoza, cargaba a dos de sus 4 niños en sus brazos. El comentó que se siente muy agradecido porque el Gobierno Sandinista les ha dado un hogar seguro para sus pequeños. “Tengo 4 niños y me siento feliz porque ellos van a vivir más sargueros, más tranquilos. Allá en los escombros era muy difícil, pensábamos en que podía caernos la casa sobre nosotros, ocurrir cualquier tragedia, pero gracias a Dios y al gobierno estamos en mejores condiciones”, expresó.