En horas de la noche de este viernes la población de Chinandega en Posoltega, recibió el cortejo fúnebre de la compañera sandinista, ex alcaldesa y diputada, Felicita Zeledón.

Zeledón dejó recuerdos inolvidables en las vidas de los habitantes de Posoltega por ser una mujer con un espíritu humano entrañable, capaz de dar la vida por los demás.

“El recuerdo de nuestra profesora es muy especial porque como maestra trabajó a nuestro lado siempre preocupada por el nivel académico de los estudiantes, por cultivar el compañerismo y para nosotros es una gran pérdida”, externó una ex alumna.

La población manifestaba que ella es una mujer que deja muchas huellas de su vida aquí en el pueblo, en Nicaragua y por eso siempre será muy recordada.

Las familias de Posoltega, consternadas por la ausencia física de Felicita, enfatizó que hay que recordarla como una mujer luchadora, dedicada, una mujer que amó a su pueblo, consecuente con sus principios.

El concejo municipal de la Alcaldía la declaró hija dilecta por la destacada y entregada labor de la diputada.

Este sábado 29 de noviembre sus seres queridos, amigos, familia y hermanos, participaron de una misa para pedir por su alma, seguido el féretro recorrió las calles del municipio para luego llevarla al cementerio municipal para darle el último adiós.

Ahí, colegas y amigos manifestaron su dolor y siguieron recordando el desempeño de Felicita como madre, esposa y servidora pública.

“Has honrado con tu trayectoria a nuestros héroes y mártires de nuestro municipio”, exclamó uno de sus amigos y colegas.