El Salón de los Cristales en el Teatro Nacional Rubén Darío fue el lugar en el que los Alcaldes, vicealcaldes, concejales, Secretarios Políticos, la Juventud Sandinista 19 de julio y familias de los distritos de la capital, brindaron el último adiós a la compañera Felicita Lucila Zeledón Rodríguez, quien pasó a otro plano de vida este viernes.

En ese lugar la Asociación Municipal de Nicaragua (AMUNIC) que agrupa a todos los alcaldes del país, leyó a través del alcalde de Estelí Francisco Valenzuela, una declaratoria en la que se reconoce el inmenso legado y enseñanza que Felicita dejó siendo primero concejal del FSLN, posteriormente como alcaldesa de Posoltega en el periodo 1996-2000 y después como legisladora.

Los alcaldes, políticos y miembros de la Juventud Sandinista, de cuatro en cuatro pasaron a rendirle tributo y guardia de honor a la orilla de su féretro que estaba cubierto con la bandera rojinegra del FSLN, mientras la azul y blanca descansaba en su asta. En los alrededores del Salón de Cristales se adornó con las decenas de coronas de flores, llegaron de muchos lugares, de los distritos, de las instituciones del gobierno, de organismos que trabajan el tema municipal.

Mujer muy humanista

También estaba el esposo y ahora viudo, el profesor José Antonio Cortés que junto a sus siete hijos, fueron testigos del amor que en vida y ahora en ese otro plano de vida, el pueblo nicaragüense, la militancia sandinista, la juventud sandinista y los alcaldes le patentizaron.

El marido de la compañera Felicita, un hombre también de raíces muy humildes, comentó que las mejores enseñanzas de la profesora Felicita, era su amor por los pobres.

“Era una mujer muy humanista, si ella tenía cien córdobas, esos cien los repartía entre alguien que tenía mucha necesidad, así era ella”, comentó don José Antonio, agregando que su esposa provenía de una familia muy pobre, su madre era una vendedora de frutas y su padre un campesino.

“Estudio con esfuerzo y hasta vendió tortillas, nunca se afrentó de eso, su primer trabajo como mujer fue coser en una maquina y la primera que uso se la prestaba a una madrina, porque ella no tenia para comprar una maquina”, comentó José Antonio, quien reveló que en un mes y quince días, cumplirían 50 años de matrimonio.

Todos debemos ser como Felicita

El alcalde de Matagalpa y presidente de AMUNIC, compañero Sadrach Zeledón, instó a todos los alcaldes sandinistas, a los concejales, a la militancia del FSLN, al pueblo, a emular cada momento de vida de la compañera Felicita.

“En forma de síntesis, las cualidades deben de ser, ser como Felicita, ahí se resume el ser humano que es un verdadero servidor del pueblo, una persona que nace y se hace en su vida para servir y no ser servido, creo que eso son valores cristianos que tenemos los sandinistas desde los inicios de nuestra conciencia y ahí está resumido, en este caso Felicita lo predicaba y lo practicaba”, señaló Sadrach.

El edil de Estelí Francisco Valenzuela, señaló que la vida y acciones de Felicita, deben de ser un referente para todos los nicaragüenses y particularmente para los militantes sandinistas.

“Su mejor legado es su tesón, su persistencia al trabajo, a la entrega por los demás, ella se ha convertido en un icono de la buena servidora pública, para nosotros los alcaldes tenemos ese compromiso de emular esa función social que desarrollo ella durante toda su vida”, comentó Valenzuela.

Gilma Canales Cruz, alcaldesa de San Jorge en el departamento de Rivas, manifestó que la principal enseñanza que deja Felicita a los ediles, es la luz de servicio, de amor y humildad que le caracterizó en su vida como educadora, como alcaldesa y después como diputada.

“Felicita para todas las mujeres de Nicaragua, principalmente para las alcaldesas nos deja un gran legado de seguir sirviendo como nos ha enseñado nuestro Frente Sandinista dirigido por nuestro Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, dijo Canales.

El alcalde de San Rafael del Sur, compañero Noel Cerda, indicó que para todos los alcaldes, el trabajo de vida de Felicita, es un ejemplo “sobre todo por el heroísmo que enfrentó ella, en aquellos tiempos difíciles, que todo el país atravesó por efectos del huracán Mitch y enfrente de esa adversidad tuvo la fortaleza de poder ella atender todas las circunstancias difíciles del volcán Casitas, (…) es una mujer que hay que considerarla como heroína nacional”.

El compañero Evert Delgadillo, Secretario Político de León, indicó que Felicita, es un ejemplo del tipo de mujeres que están dentro de las filas del FSLN “una mujer entregada, luchadora, el pueblo de Nicaragua, de Posoltega, el pueblo del mundo reconoció en la compañera Felicita Zeledón a una heroína”.

“En medio de la tragedia, cuando el dolor enluta a la familia, ahí estaba ella presente y no hubo dentro de sus propias capacidades del gobierno local, con el respaldo indiscutible del comandante Daniel, de la compañera Rosario, del FSLN, ella tomó la bandera de ir a socorrer al pueblo y todo su esfuerzo se dispuso y creo que eso le dio al municipalismo la fortaleza, le dio sentido”, agregó Delgadillo.