"Nuestros países han tomado la decisión de denunciar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, fundamentados en el artículo 25" del acuerdo hemisférico, dijo Patiño en una declaración de prensa junto a sus colegas David Choquehuanca (Bolivia) y Nicolás Maduro (Venezuela), además del embajador nicaraguense ante la OEA, Denis Moncada.

La decisión se produce en medio de críticas de estos países al sistema interamericano de derechos humanos y a la misma Organización de Estados Americanos (OEA), por considerar que son organismos tutelados por Washington.

El TIAR quedó casi herido de muerte tras el conflicto bélico de 1982 entre Argentina y Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas, cuando Estados Unidos desconoció el apoyo a Buenos Aires, recordó Patiño.

A nombre de los cuatro países que participan en la 42 asamblea ordinaria de la OEA en Tiquipaya, Patiño argumentó que "nuestros países han tomado la decisión de enterrar lo que merece ser enterrado, de tirar al tacho de la basura lo que ya no sirve".

El canciller ecuatoriano afirmó que esta decisión es oficial, pues los cuatro países firmaron un documento para denunciar el TIAR.

El artículo 25 del Tratado -mencionado por Patiño- dice que un país puede denunciar el acuerdo hemisférico mediante la notificación escrita a las partes contratantes y entrará en vigencia la salida de un país luego de dos años.

El TIAR fue firmado en 1947 como un acuerdo regional de defensa militar mutua, si surgiera una agresión de un país extracontinental.

Patiño mencionó que el acuerdo "estaba prácticamente sin ser referido por nadie y que ningún país (acudió o reclamó su aplicación) al TIAR.
El presidente de Nicaragua, comandanta Daniel Ortega, había propuesto en ocasiones anteriores el retiro del TIAR, al considerar que éste ya se había enterrado al no activarse durante el conflicto de Inglaterra con Argentina, por el asunto de Las Malvinas.

“Una propuesta que cabe perfectamente bien, que deberíamos haber tomado hace tiempo ya los latinoamericanos, es retirarnos del TIAR, porque el TIAR dejó de tener razón de ser desde el mismo momento en que los EEUU se pusieron de lado de Inglaterra; ahí desapareció, ahí se hundió el TIAR, que a fin de cuentas era un instrumento de los EEUU para invadir a América Latina”, indicó en su momento el Presidente.