Las recientes emisiones de ceniza y materia incandescente alertaron a las autoridades; que instan a los ciudadanos a mantener distancia del cráter y su estructuras.

El Monte Aso, ubicado en la Isla Kyushu, al sur de Japón, volvió a hacer erupción este jueves de acuerdo con el reporte de la Agencia Meteorológica nacional, instacia que elevó los niveles de alerta.

De acuerdo con informaciones oficiales el volcán emitió lava y ceniza a una altura de un kilómetro; mientras que decenas de vuelos fueron cancelados en la cercana ciudad de Kumamoto debido a las condiciones adversas.

Aunque el observatorio descarta aumentar la escala de erupción del Monte Aso, no se descarta que continúe en constante actividad pese al aumento de la actividad sísmica el pasado mes de agosto.

Al menos 54 personas perdieron la vida el pasado mes de septiembre debido a la erupción del volcán Ontake, ubicado en la prefectura de Nagano, en la región central de Japón.

Considerado el segundo mayor volcán en territorio nipón, con más de tres mil metros de altura y por detrás del Monte Fuji, el Ontake registró sus últimas erupciones en 1979 y 2007, ocasiones en que provocó severos daños a los cultivos de zonas cercanas.