La Comandancia General del Ejército de Nicaragua y bloques representativos de las diferentes estructuras militares rindieron honores al “Soldado de la Patria” en el monumento dedicado en su nombre, actividad en la que también participó la Primera Comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, autoridades del Ministerio de Defensa y del Ministerio Público.

Por el Ejército de Nicaragua participó el General Julio César Avilés Castillo, El Inspector General Mayor General Adolfo Zepeda Martínez y el Jefe del Estado Mayor General, Mayor General Oscar Mojica Obregón. También depositaron ofrendas florales una delegación de agregados militares de los países con representación diplomática en Nicaragua.

El acto solemne inició a las 8:30 minutos de la mañana con la bendición del Prelado de Honor de Su Santidad Juan Pablo II, Monseñor Eddy Montenegro, quien realizó la invocación al Altísimo y bendijo todas las acciones todas aquellas acciones que realiza el cuerpo castrense, para preservar la paz y la soberanía nacional.

Tras concluida la ceremonia de colocación de ofrendas florales en el monumento al “Soldado de la Patria”, el General Avilés Castillo, impuso condecoraciones o medallas al reconocimiento al valor, al servicio, honor al merito terrestre, aéreo, naval y distinción de cumplimiento al servicio para aquellos oficiales, suboficiales, clases, soldados y personal auxiliar.

Avilés Castillo, señaló que la conmemoración al Día del Soldado de la Patria inició el miércoles en las diferentes dependencias del Ejército, con reconocimientos a los oficiales, suboficiales, clases y soldados que se han destacado a lo largo del año.

“Aprovechamos esta fecha para reconocer el trabajo, el cumplimiento del deber durante este año a todos aquellos oficiales que se destacan, en tal sentido estamos hoy de manera representativa condecorando a una cantidad de compañeros de diferentes unidades militares, en total son mil 370 condecoraciones las que hemos otorgado y posteriormente en todas las unidades militares se hace ceremonia de reconocimiento a los oficiales”, declaró el alto mando.

Por mandato de la Ley No 39, del 10 de mayo de 1988, se declaró el 27 noviembre como el Día del Soldado de la Patria, por lo que el Ejército de Nicaragua realiza una solemne ceremonia todos los años, en memoria de los miles de soldados nicaragüenses que han ofrendado la vida heroicamente en defensa de Nicaragua, heredando al pueblo nicaragüense una patria libre y soberana.