Especialistas en nutrición del Ministerio de Salud (Minsa) recomendaron a las familias nicaragüenses el consumo de los frijoles negros, grano del cual destacaron su alto valor nutricional que contribuye a la salud de muchas maneras.

Sonia Pérez, nutricionista del Centro de Salud Pedro Altamirano, explicó que el frijol negro tiene un alto contenido de proteínas, fibras y es una excelente fuente de minerales. Su valor calórico por taza es de 332 calorías.

Señaló que es una leguminosa de origen vegetal, y tiene 19.2 gramos de proteínas que ayudan al crecimiento, desarrollo y mantenimiento de los músculos.

Dijo que el frijol negro tiene poca grasa y no contiene colesterol, ya que es un grano rico en fibra, algo que ayuda a regular los niveles de colesterol, la glicemia y previene problemas del aparato digestivo y estreñimiento.

Entre los minerales dijo que en el frijol negro se encuentran el calcio y el hierro, que contribuyen con la formación de la hemoglobina en la sangre y oxigena los músculos. Además el calcio ayuda en la formación de los huesos y sirve para la formación de la sangre.

Además es un estimulante natural del apetito y mejora el crecimiento de la piel y del cabello.

La nutricionista Ninoska Cruz, del Centro de Salud Roger Osorio, dijo que es importante incorporar el frijol negro en la dieta de las familias.

Informó que diferentes investigaciones señalan que el consumo de frijoles negros por parte de los niños les ayuda a subir de peso y alcanzar su nivel nutricional normal.

También indicó que el frijol tiene propiedades para controlar la insulina en las personas diabéticas. Además tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir distintas variedades de cáncer como el de mamas, próstata y colon.

“Entonces el frijol negro tiene una capa protectora que mantiene sus elementos nutricionales hasta el momento que nosotros lo consumimos”, indicó Cruz.

“Tenemos un gran alimento que tiene muchas proteínas que ayuda a los niños, embarazadas y personas adultas, particularmente a pacientes crónicos”, resaltó.

Finalmente la doctora Silvia Luna, nutricionista del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera La Mascota, comentó que el frijol negro se puede preparar de diferentes formas como rellenitos de plátanos, gallo pinto, frijoles molidos, frijoles negros con tocino, moros y cristianos, cajeta de frijol, costillas de cerdo con frijol y la tradicional sopa de frijoles con huevos.

Luna, indicó que todas esas preparaciones son sanas y le han encantado a los niños que son atendidos en el Hospital La Mascota.

Las nutricionistas resaltaron que en Nicaragua se cultivan frijoles negros y se puede incorporar a la dieta de las familias pues su costo es relativamente bajo.