Al grito de "¿Quién causa tanta alegría?... ¡La Concepción de María!", los trabajadores del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), realizaron la tarde de este miércoles el segundo día del novenario a la Virgen María.

“Este es el segundo día del novenario que celebran los trabajadores del MTI en compañía de algunos vecinos de los barrios y creo que hace con mucha devoción y más en esta institución que es una de las que lleva mucho beneficio a la población y esto no está de más estar compartiendo con ello en este segundo día de novenario”, expresó Manuel Mora, director de Transporte Terrestre del MTI.

En esta actividad con mucha devoción y alegría el personal de MTI rinde homenaje a la Inmaculada Concepción de María, es organizada por cada una de las instancias que conforman esta cartera del Estado y en la cual también se comparte con la población aledaña a la institución y en su segundo día fue presidido por el Padre Neguib Kalil Eslaquit, quien compartió la palabra del Señor con los presentes.

“Escuchar la palabra de Dios y ponerla en práctica es lo que estamos haciendo los nicaragüenses, lo que lucha día a día nuestro Gobierno en fomentar porque el mismo Señor Jesucristo ha dicho en el evangelio de San Mateo en el capítulo 25 a partir del artículo 21, cualquier cosa que hagan por uno de estos hermanos míos más pequeños a mi mismo lo están haciendo. Jesucristo se identifica con los más humildes, con los más pobres, con los más desprotegidos y es al mismo Cristo que se le hace, todas las restituciones de derechos a nuestro pueblo nicaragüense en este Gobierno de Alianza, en este Gobierno de Familia, de comunidad, de vida se le debemos primeramente al Espíritu Santo, nuestro Señor, que se derrama en nuestros corazones y por eso sentimos por toda Nicaragua este jubilo”, manifestó el Padre Eslaquit.

Linda Álvarez dijo que estos eventos que el pueblo pueda compartir un momento con los trabajadores de las instituciones llenos de gozos, alegrías y mucho fervor religioso dedicando cantos a la Virgen María.

“Esto está muy bonito, me gusta que nos inviten para que vengamos a cantarle a la virgen y si es así nos sentimos dichosos de poder venir con la familia y con toda la comunidad y sobre todo con la virgen que es lo más importante”, comentó Gloria Cuan.
Congregados en la zona de seguridad de la institución, los trabajadores y la población se animaron a cantarle a María y a la vez compartir con sus demás compañeros mientras recibían la tradicional gorra integrada de productos como dulces tradicionales.