La celebración en honor a la Purísima Concepción de María es una de las festividades religiosas más importantes de nuestro país, cada departamento cuenta con particularidades que hacen de las fiestas marianas algo especial. El departamento de León es uno de los que se ubica a la vanguardia de dichas festividades, su singular celebración hace que la ciudad sea visitada por turistas nacionales y extranjeros cada 7 de diciembre.

Desde ya los leoneses han iniciado con los preparativos de tan hermosa manifestación de fe, una de ellas es la elaboración de imágenes de la Concepción de María. Carlos Flores, artesano del barrio La Providencia, cuyas manos por años han tallado hermosas imágenes de la madre de Dios a base de yeso y fibra de vidrio, asegura que con la proximidad de las fiestas marianas, aumentan los pedidos de las réplicas, tomando en cuenta que León es un pueblo creyente.

“En esta temporada aumenta la demanda de las imágenes, más las de vestir, aunque muchos traen sus imágenes a restaurarlas, sabemos que la población es muy devota de la virgen y los leoneses hacen uso de las imágenes de vestir aun cuando su precio es más elevado que las de yeso, sin embargo estas permiten que la virgen tenga más accesorios y se vea más real ya que cuentan con flexibilidad en las piezas como manos y piernas” expresó.

En las festividades marianas no puede faltar el estallido y colorido de los fuegos artificiales y los artesanos de la pólvora en este departamento ya están preparados para abastecer a los creyentes de la Conchita, tomando en cuenta que como parte de la tradición, muchos lanzan cohetes y morteros como pago de una promesa.

“Nosotros elaboramos cohetes, morteros, morteros de luces, la mayor demanda de producto es en diciembre, para esta temporada trabajamos mucho y estamos preparados para complacer a la clientela, tenemos variedad de productos ya que en León las fiestas de la Purísima son muy importantes” manifestó Pablo Hernández, pirotécnico.

Rescatando nuestras tradiciones gastronómicas

Otra de las particularidades de las festividades marianas es la repartición de la popular gorra, brindis ofrecido a quienes acuden a los altares de la virgen a entonarle canticos en los que se manifiesta su bondad para con el pueblo. Tradicionalmente, la gorra está compuesta por dulces elaborados de manera artesanal por familias leonesas dedicadas a la confitería.

“Desde septiembre estamos promocionando los dulces principalmente el gofio, turrón, ayote en miel, toronja, cajeta de leche, ya en este mes estamos elaborando una variedad de 30 dulces incluyendo atoles, los que tradicionalmente son entregados en la Purísima. De mi madre aprendí este hermoso arte de elaborar los dulces, actualmente estamos rescatando la tradición de la dulcería sobre todo al empacarlos en cartuchos de papel” subrayó Ángela Núñez.

“Nosotros elaboramos dulces que se han venido perdiendo con el tiempo, sin embargo nosotros hemos venido trabajando en la elaboración de dulces, una tradición aprendida con mi suegra, considero que es importante que sigamos manteniendo la tradición de los dulces para la Purísima porque son mejores ya que los elaboramos con las recetas ancestrales” afirmó Juana Urbina.
Telones, una tradición leonesa

Los altares a la Purísima que se elaboran en León, se caracterizan por contar con la hermosura y el colorido de los telones, elaborados en manta y en los que se reflejan en su mayoría la imagen de los templos católicos de este departamento, muchas familias optan por hacer uso de este elemento, dándole mayor realce al santuario.

“Los leoneses optan por la utilización de los telones porque es una forma de mantener viva esta tradición, tomando en cuenta que se usan desde hace muchas generaciones, esta es una tradición que instauraron muralista de origen leones y que hoy ha sido rescatada por nosotros” dijo Edwin Crespín.

“Generalmente la población trae sus diseños y nosotros se los elaboramos, en su mayoría piden que les pintemos la catedral u otras iglesias del departamento. Hacemos uso de pintura acrílica y manta” concluyó.