La especialista Claudia Rivera explicó que entre los trabajos del centro de investigaciones del INTA sobresalen el estudio de granos básicos como maíz, sorgo, frijoles y arroz, a fin de lograr una caracterización molecular de cada uno.

El interés principal es rescatar las semillas criollas y las investigaciones están encaminadas a proporcionarles mayor resistencia a la humedad, la sequía y las enfermedades, apuntó.

Queremos entregarle al productor una semilla sana y de calidad, que genere una buena producción, afirmó.

Rivera, quien cursó estudios profesionales en Finlandia, destacó la investigación acerca del cacao por la importancia del rubro para la exportación a tono con el gran interés de la población mundial por consumir chocolate.

El cacao criollo es muy susceptible a enfermedades como la monilia y otras, expuso, Y luego de un riguroso estudio pretendemos pasar a un proceso de mejoramiento genético donde le transmitamos los genes de tolerancia para que sea productivo y resistente a las enfermedades.

La experta apreció el saneamiento de la semilla como un paso esencial y entre los beneficios de los actuales estudios resaltó la disminución del uso de agroquímicos como plaguicidas, lo cual a su vez implica una reducción considerable de costos.

Por su parte, la también especialista del INTA Andrea Zamora aseguró que las investigaciones que desarrolla el centro en la actualidad apuntan a una mejoría de la productividad del país.

La graduada de la Universidad Nacional Agraria comentó que uno de los resultados más cercanos será la obtención de una nueva variedad de fríjol, más resistente a la sequía y a otros problemas del campo nicaragüense.

También dijo en declaraciones al canal 4 de televisión que el INTA desarrolla estudios sobre distintas variedades de frijoles, papas y otros cultivos.