Los legisladores de la Asamblea Nacional aprobaron el Presupuesto General de la República 2015, que tendrá un techo de gasto por el orden de los 61 mil millones de córdobas, de ellos el 62 por ciento están dirigidos a fortalecer los programas sociales que promueven restitución de derechos.

Los programas sociales serán ejecutados en las áreas de salud, educación, viviendas y servicios comunitarios, servicio social, asistencia social, infraestructura vial, turismo, agropecuario y otros.

De acuerdo a la exposición de motivos, el sector salud recibe la mayor carga presupuestaria en el 2015, con 10 mil 800 millones de córdobas, el Ministerio de Educación recibirá 10 mil 400 millones de córdobas, mientras el Ministerio de Transporte e Infraestructura unos 4,400 millones de córdobas.

Se respeta las presupuestos constitucionales del 6 por ciento para las Universidades, el 4 por ciento del presupuesto para la Corte Suprema de Justicia y las transferencias municipales.

El vicepresidente de la Comisión Económica y vicecoordinadora de la bancada sandinista, José Figueroa, indicó que el presupuesto garantiza los subsidios para las familias que consumen 150 kilovatios de energía al mes, para mantener la tarifa social al transporte urbano colectivo y otros.

El presidente de la comisión económica, Walmaro Gutiérrez, recordó que desde el año 2007 cuando el FSLN asumió la administración del país, los diferentes sectores principalmente salud y educación han recibido incremento significativo en su presupuesto.

“Las principales aristas del presupuesto son las mismas de siempre, recorda de que nosotros tenemos una línea muy clara de fortalecer cinco pilares en el Presupuesto General de la República; salud, educación, infraestructura, sector productivo agropecuario y seguridad ciudadana, esa cinco carteras son las que se encuentran fortalecidas en el presupuesto 2015 y garantizamos un sistema de pago tanto de deuda externa y de deuda interna, para que Nicaragua como buen pagador siga accediendo a créditos concesionales que vienen a financiarme mi Plan de Inversión Pública”, indicó el legislador sandinista.

Subrayó que las proyecciones del 2015 es mantener un crecimiento del 4.5% “espero que tengamos al menos tengamos el mismo crecimiento en el 2015 que en el 2014, aunque creo que si las condiciones nos favorecen y no nos vemos tan severamente golpeados por fenómenos climáticos o telúricos o mayores fluctuaciones en los precios internacionales de nuestros comoditis, lo más probable es que pudiésemos remontar por encima del 4.5%”.

El presupuesto 2015 también garantiza ajuste salarial del 9 por ciento para el sector educativo, 7 por ciento para salud y 5 por ciento para el resto de trabajadores del estado. Así como la contratación de más docentes y policía.

El secretario general de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN), compañero José Antonio Zepeda, indicó que el próximo el Ministerio de Educación tendrá presupuesto para contratar a mil educadores adicionales, el fortalecimiento de los programas de merienda escolar y la mochila escolar, capacitación a los docentes, mejoramiento de más de 3 mil ambientes escolares, el acceso a la tecnología, además del reajuste salarial del 9%.

“Creemos que es importante fundamental este presupuesto, que va a permitir obviamente seguir centrando las capacidades y desarrollo de las personas para enfrentar mejor la vida”, dijo Zepeda.

Mientras el liberal Wilfredo Navarro, considera que este presupuesto 2015 llena las expectativas de la población más pobres, dado que existe un incremento significativo para el combate a la pobreza y se continúa la incidencia de mayores recursos para educación, salud, infraestructura y para la seguridad ciudadana.