Quienes visiten el Mercado Iván Montenegro estos días podrán hacer sus compras con suma tranquilidad, debido al alto nivel de seguridad que la Policía Nacional, la Corporación de Mercados Municipales de Managua (Commema) y los mismos comerciantes están desplegando estas semanas de cara a las festividades navideñas.

Este mercado es patrullado a todas horas por 20 oficiales de la Policía y por 36 miembros de la seguridad interna, quienes tienen como principal misión evitar robos o cualquier otro delito en momentos en que las familias hacen sus compras para celebrar la Gritería, la Navidad y el Año Nuevo.

No obstante, la seguridad en este mercado no solo se enfoca en el combate a la delincuencia sino también en evitar incendios. Para ello a partir del 5 de noviembre se inspeccionaron las conexiones eléctricas en los aproximadamente 1 mil 600 tramos, explicó Leonardo Menocal, jefe de Ordenamiento en el Mercado Iván Montenegro.

Según los comerciantes el reforzamiento de la vigilancia es un aliciente para que las familias lleguen con más confianza a hacer sus compras navideñas.

“Al estar ellos (la Policía y la vigilancia interna), hay una seguridad tanto para el comerciante como para el visitante. Como ustedes miran los compañeros que andan comprando están tranquilos y nosotros también estamos tranquilos”, sostuvo Luis Alberto Martínez, dueño de una tienda en el sector ferretero.

“Ahora miro que hay más policías, y eso nos hace sentirnos protegidos tanto a nosotros como comerciantes como a los mismos clientes”, manifestó por su parte Coralia Martinez.

El Plan Diciembre Seguro en los mercados destaca por la articulación entre todos los sectores involucrados, de allí que cualquier incidencia es inmediatamente denunciada por los comerciantes ante el personal de vigilancia.