Este apoyo forma parte de un programa que busca ayudar en la erradicación del trabajo infantil y que tiene carácter bi nacional porque que es impulsado tanto en Honduras como en Nicaragua por distintas organizaciones no gubernamentales.

Estas organizaciones atienden a un total de mil 480 niños, niñas y adolescentes que trabajan en basureros o en los semáforos para poder ayudar a sus familias.

En Honduras, las acciones del proyecto son realizadas tanto en Tegucigalpa como en San Pedro Sula, donde los trabajos son apoyados por distintas organizaciones como la Coordinadora de Instituciones Privadas Pro los Niños, Niñas y sus Derechos.

En Nicaragua el programa es impulsado por organizaciones como la Unión Europea, la Organización Internacional del Trabajo, la italiana Asociación de Técnicos para la Solidaridad y la Cooperación Internacional (RE.TE), así como el Movimiento África 70, el Centro de Apoyo a Programas y Proyectos (CAPRI), la Confederación de Trabajadores por Cuenta Propia.

La información fue facilitada por Roberto Guilotto, de la organización RE.TE y por Ivo Gonbala, jefe adjunto de la delegación de Unión Europea para Centroamérica y Panamá durante una entrega simbólica de los paquetes escolares a los beneficiados que pertenecen a familias sumamente pobres y las cuales han sido identificadas por medio de un diagnóstico socioeconómico realizado a través del trabajo comunitario.

Facilitarán becas vocacionales


Por otra parte el proyecto otorgará 320 becas vocacionales a adolescentes en edad laboral para garantizarles capacidades técnicas a fin de poder insertarse en un ámbito de trabajo formal y con condiciones adecuadas.

Guilotto, quien es el representante de la organización RE.TE en Nicaragua, dijo que las organizaciones participantes se sienten comprometidas a aportar para el cumplimiento de los derechos de la niñez trabajadora, cuyo trabajo es generado por las condiciones estructurales de pobreza.

Entre tanto se anunció que el 12 de junio se realizará una actividad en el parque de Villa Progreso desde las ocho de la mañana con niñas, niños y adolescentes de 13 barrios priorizados por los impulsores del proyecto. En esta actividad participará una banda musical de la Escuela República de Argentina.

Una de las niñas trabajadoras beneficiadas por el proyecto, Nayeli Cuadra Romero, dijo que agradece haber sido favorecida con su participación dentro del programa, añadiendo que eso le facilita poder seguir estudiando, dado que sus padres no tienen posibilidades de darle por ser de muy escasos recursos.

Entre tanto otra niña, Dayana Romero también dijo sentirse bien con estar dentro del programa y recibir ese paquete escolar, tomando en cuenta que la pobreza de su familia le impide darles lo que requieren para estudiar sin interrumpir sus clases.