Los soldados Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz liberados este martes por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) permanecerán bajo observación médica entre dos y tres días.

La información fue confirmada por la subdirectora médica del Hospital Militar, Clara Esperanza Galvis. La sanitaria explicó que los soldados permanecerán este periodo para las evaluaciones físicas y psicológicas pertinentes.

Indicó que el estado de salud de los uniformados es “adecuado desde su evaluación inicial, estamos haciendo evaluaciones médicas con las especialidades y con el grupo de psicología que los van a atender durante los dos primeros días”.

Los uniformados fueron retenidos el pasado 9 de noviembre. “Fueron liberados por las FARC sanos y salvos en las llanuras del Arauca. Los dos militares, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Quirón, fueron entregados sin novedad a una misión humanitaria integrada por representantes de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y del CICR”, informó el grupo insurgente mediante un comunicado publicado en su sitio web www.pazfarc-ep.org.

Las FARC también hicieron referencia en el texto al despliegue que mantiene el Ejército colombiano en el departamento del Chocó, lo que ha retrasado la liberación del general colombiano Rubén Darío Alzate y sus acompañantes.

“Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil, se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas, trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes”, indica el comunicado de este martes.