Garantizar la seguridad vial y humana durante estas fiestas marianas y de fin de año, es la principal tarea sobre la cual se ha enfocado la Policía Nacional a través de la Dirección Nacional de Tránsito, mediante acciones de prevención de accidentes que incluyan víctimas mortales o lesionadas.

El Comisionado Iván Escobar, jefe de secretaria de Tránsito Nacional, aseguró que como Policía Nacional se han venido preparando desde hace cuatro meses en la implementación de planes de seguridad vial en las distintas carreteras que conectan los departamentos del país, así como acciones en los centros de comercio y turísticos, a través de los cuales se moviliza la población nicaragüense y como institución de orden público trabajarán en garantizar la seguridad de los conductores y de los peatones.

“También vamos a garantizar la seguridad dentro de lo que es la movilización en vehículos, vamos a estar aplicando con mayor rigurosidad la ley, principalmente a aquellas personas que se movilizan con ingesta de alcohol (porque) no vamos a permitir que se enlute a las familias nicaragüenses con personas que no son responsables al momento de conducir un vehículo. Vamos a aplicar la Ley, vamos a suspender y si es necesario vamos a cancelar la licencia de conducir de todas aquellas personas que anden ingiriendo licor o que su conducta ponga en riesgo la seguridad de las demás personas que se movilizan en las vías”, indicó el Comisionado Escobar.

Afirmó que con la ejecución de los planes preventivos se busca garantizar aún más la seguridad ciudadana y humana en las vías, para lo cual se dispone de todas las fuerzas policiales.

“Toda la policía garantiza la seguridad ciudadana y humana y dentro de ésta está la seguridad vial, entonces todos los agentes de tránsito están disponibles, todos los agentes policiales están disponibles, porque no solamente los agentes de tránsito pueden detener a un vehículo cuando ve que comete una conducta irregular, cualquier conducta indebida, el policía puede detenerlo y puede contribuir a trasladar ese vehículo, si está en estado de ebriedad llamar a alguien que pueda conducir el vehículo de manera que pueda trasladarlo a su centro de casa y dependiendo de la gravedad del asunto se suspende la licencia”, añadió.

El jefe policial enfatizó la importancia de que tanto conductores como peatones respeten las señales de tránsito a fin de evitar accidentes, víctimas mortales y lesionadas.

“Si va a conducir no consuma alcohol, no exceda los límites de velocidad, no haga giros indebidos, no adelante donde no le permite la seguridad necesaria para poderlo hacerlo, porque todas y cada una de estas medidas van a garantizar la vida no solo de las personas que se movilizan en los vehículos sino el resto de las personas que se movilizan a pie. Así que todas las familias nicaragüenses debemos estar y contribuir a esta responsabilidad, contribuir a la seguridad ciudadana y humana, contribuir a ser mejores y más personas dentro de la movilidad de la seguridad vial”, puntualizó Escobar.