Con el objetivo de erradicar el dengue y la fiebre chikungunya de los hogares nicaragüenses, el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (Minsa), continúa realizando las jornadas de lucha contra los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, principal agente transmisor de estas dos mortales enfermedades.

Dos de los barrios capitalinos donde este lunes fue evidente este trabajo fueron el Carlos Núñez y Villa Guadalupe. Allí se realizó una intensa jornada de fumigación, la cual junto a la abatización y la eliminación de criaderos, es una de las principales acciones contra el mosquito transmisor.

Melania Murillo, habitante del barrio Carlos Núñez, afirmó que esta jornada de fumigación es una buena herramienta para acabar con los criaderos de zancudos, y con ello evitar que tanto niños como adultos se vean afectados por estas enfermedades.

Para los pobladores de estos barrios, las labores de limpieza que cada uno de ellos hagan en sus casas, son de vital importancia dentro de esta lucha epidemiológica, pues entre menos recipientes viejos hayan donde se estanque el agua, menos criaderos de zancudos habrá.

“Aquí todos hacemos nuestro trabajo por mantener limpio, limpiar la calle, limpiar adentro, para eliminar el zancudo transmisor”, dijo Ernesto Vallejo, quien aseguró que efectivamente la labor del Minsa debe estar acompañada por la población.

Los pobladores calificaron como muy positivas estas acciones gubernamentales, ya que garantizan que menos nicaragüenses sigan infectándose.

“Hay que botar lo que no nos sirva, poner las botellas boca abajo. Yo implemento la campaña Vivir Bien, Vivir Bonito, limpiando mi casa, y les recomiendo a todos vivir sano, bonito, limpio y bien, empezando por nuestras casas”, expresó por su parte Noelia Martínez.