Con productos agotados se declaró la pequeña comerciante de Masaya, Antonia López, que logró vender todo lo que puso a disposición de los visitantes que llegaron al Parque de Feria de Managua que acogió por segunda semana consecutiva la venta de productos tradicionales de la Purísima.

El colorido de las matracas, de los pitos, de los indios y canastas de palma, es particular un toque que solamente los artesanos de Masaya pueden dar a las festividades en honor a la Inmaculada Concepción de María.

Matilde Rojas, pobladora de Monseñor Lezcano llegó a la feria a comprar todo para celebrar la Purísima el próximo 7 de diciembre, por primera vez en seis años que no compra productos de plástico, lo primero que hizo fue comprar cien matracas, igual cantidad de canastas de palma y pitos.

“Ahora voy a comprar las cañas, los caramelos y después iré a comprar al Mercado Oriental los limones dulces, eso los compró un día antes de la Gritería”, indicó Rojas, quien llegó acompañada de sus hijos que le ayudaban a cargar las compras.

“Gracias a Dios nos fue bien en esta feria, el gobiernos nos ha venido ayudando a promocionar nuestros productos, la gente se estaba acostumbrando a comprar plástico, pero esta feria ayudó a restablecer la tradición de comprar los tradicional”, mencionó López, que contaba con pocos productos.

En los primeros módulos de la feria se encontraba Xiomara Potoy, otra artesana de Masaya que llegó a la feria muy entusiasmada y de esa misma manera terminó la jornada de trabajo, muy satisfecha por la acogida que tuvo la feria.

En el negocio de Potoy se podía observar buena cantidad de familias preguntando y comprando las tradicionales escobitas, los carritos de madera, los abanicos de palma, los maromeros de madera de acetuna.

“Estas ferias permiten a los pequeños comerciantes poder mejorar sus ventas, esta afluencia de gente es una muestra que ayudan y nosotros además de comprar, venimos a divertirnos, a entretenernos con toda la familia”, comentó Fulgencio Arroliga, que permanecía sentado en la plaza central de la feria, lugar en la que el Ministerio de Economía Familiar presenta a artistas nicaragüenses de la danza.

"En las purísimas de Masaya gracias a Dios se mantiene la tradición de entregar en la gorra los productos que nosotros elaboramos, esperamos que con estas ferias la cultura histórica se mantenga por muchos años, a todos nos interesa que las tradiciones se mantengan y en eso está ayudando el gobierno del FSLN, nuestro presidente Daniel Ortega y la primera dama Rosario Murillo”, indicó Karla Jiménez, productora de los sabrosos caramelos rayados y de dulces tradicionales.