Izaba conversó con periodistas tras una consulta, señalando que la trata de personas es un delito difícil de probar, con una serie de elementos que cada vez más la legislación nicaragüense, que se ha modernizado y ha ampliado, está tomando en cuenta para poder facilitar al juez dictar condena.

La Coalición Nacional contra la Treta de Personas está presidida por la Ministra de Gobernación Ana Isabel Morales y como organización tiene un plan estratégico con cinco ejes de trabajo, explicó Izaba, quien señaló que en Nicaragua hay 17 mesas departamentales en todo el país, las que lideradas por los delegados de del Ministerio de Gobernación.

Izaba destacó que Nicaragua preside la Coalición Regional Contra la Trata de Personas, la que está formada por Centroamérica, Panamá y Belice y los dos grandes observadores actuales que son México y Colombia.

Añadió el compañero Izaba que también hay mesas a nivel de municipios, a nivel de barrios, colegios y universidades, así que, añadió, se está aprovechando toda la estructura organizativa que hay en Nicaragua para poder dar a conocer cómo operan los tratantes de personas y para ello se presentan películas y panfletos.

La persecución del delito de trata de personas es realizada por la Policía Nacional en forma muy activa a través de toda una red de delegados de delitos especiales en todo el país.

Trata de personas para explotación sexual comercial

Esta coalición regional es financiada entre otros por el Banco Interamericano de Desarrollo, con lo cual se está impulsando campañas regionales, una de las cuales la lanzará en  Peñas Blancas Nicaragua junto con Costa Rica, entre tanto por el norte están Honduras, El Salvador y Guatemala.

Izaba destacó que Nicaragua es un país de origen fundamentalmente en cuanto a la trata de personas, pero se presume que se llevan muchas víctimas que son mujeres, jóvenes y adultas y niñas, con el gran agravante que están destinadas a la explotación sexual comercial, las que normalmente van hacia el norte, a El Salvador, Guatemala o México.

Por otra parte expresó que también se presentan casos de trata laboral, en el cual las víctimas son en su mayoría hombres adultos y hombres jóvenes y su destino generalmente es Panamá y se le considera como una nueva esclavitud, a la cual están también propensos niños, niñas, adolecentes, adultos y ancianos incluso.

Nicaragua es un país que tiene una de las coaliciones más articuladas y coordinadas en el área, en la cual participan Gobierno, Poderes del Estado, Ejército y Sociedad Civil.