Si bien el Mercado Oriental no se caracteriza por ser el clásico centro de compras para adquirir aquellos productos tradicionales de la Gritería, una pequeña vuelta por este puede provocar que cualquiera cambie esta concepción.

En el Oriental al igual que en el Mercado Roberto Huembes o en el Mercado de Masaya, el devoto de la Purísima puede encontrar todo lo que ha sido tradicional en la Gritería, es decir, puede comprar carritos de madera, indios, chischiles, escobitas, matracas, y toda la gran variedad de jugueterías propias de esta celebración.

La comerciante María Murillo es una de las que se aferra a vender este tipo de productos, y asegura que a pesar de la influencia de lo extranjero, el pueblo sigue celebrando a la Virgen con cosas salidas de las manos de los artesanos nacionales.

“Este producto se vende, lo buscan bastante”, afirmó Murillo, destacando que los nicaragüenses no tenemos que abandonar nuestras tradiciones.

No menos aferrada a la cultura nacional se mostró Santos Hernández Mercado, otra de las comerciantes. Ella manifestó sentirse agradecida con Dios porque la gente sigue llevando matracas, canastas, pitos y escobitas.

Hernández además de los juguetes y los productos propios de la Gritería, también vende adornos naturales para celebrar al Niño Dios.

Sin embargo, una Gritería no estaría completa sin los dulces. En el Oriental, la oferta de caramelos es tan grande como el mismo centro de compras. No obstante, entre esta tiene un lugar especial aquella dulcería hecha en el país.

“Las personas buscan lo tradicional. Tenemos el gofio, el churrito, la cajetita de masa, el huevo chimbo, cajetitas de coco”, expresó Silvia Calixto, una comerciante en cuya tienda de caramelos nunca faltan los que son más tradicionales en Nicaragua.

Calixto señaló que los precios no han variado respecto al año pasado, de tal manera que espera una buena afluencia de compradores.

“La afluencia va a ser muy buena. Eso esperamos. Tenemos buenas expectativas de venta. Hay mucha seguridad, y las personas pueden venir con mucha confianza”, destacó esta comerciante.