Este sábado el Mercado Oriental lució abarrotado de miles de personas que gracias al adelanto del aguinaldo han empezado a hacer sus compras navideñas, aprovechando no solo los descuentos sino también la posibilidad que brinda adquirir los diferentes productos a precios mucho más accesibles que cuando entra de lleno el mes de diciembre.

Algunas personas consultadas señalaron que la decisión del Gobierno de entregar con anticipación el treceavo mes, les permite salir de algunas deudas y después comprar artículos personales, los estrenos de sus hijos y todo aquello que se necesita en el hogar.

“Nos ayudó porque a veces tenemos jaranas, deudas, y entonces pagamos lo que se debía. Lo que nos ha quedado lo usamos para poder comprar algo”, explicó Luz Marina Reyes.

Esta pobladora manifestó que tras recorrer el Mercado Oriental, pudo comprobar que hay precios favorables.

Igual se expresó la joven Martha Mercado. “Estamos aprovechando los precios en noviembre porque después se pone un poquito más caro”, aseguró Mercado, quien está usando su aguinaldo para comprar vestidos, camisas y zapatos para su pequeña hija.

Muchas personas aprovechan el aguinaldo para adquirir juguetes y adornos navideños. En el Mercado Oriental, como es lógico, pueden encontrar una oferta realmente variada y al alcance de todos los bolsillos.

“Los esperamos. Nosotros tenemos buenos precios y tenemos la mejor amabilidad del mundo para atender a los clientes”, dijo Karla Silva.

Esta comerciante en cuyo tramo se puede encontrar todos estos tipos de adornos navideños aseguró que las personas pueden llegar con confianza pues el resguardo policial y del personal de seguridad del mercado es muy fuerte en estos momentos que hay bastante dinero circulando.

Pero la seguridad no estaría completa sin el trabajo de la Dirección General de Bomberos. Esta institución continúa haciendo inspecciones eléctricas en cada uno de los tramos para evitar tragedias como las ocurridas en años anteriores.

Para los comerciantes, esta medida es fundamental pues les permite ejercer sus labores con tranquilidad y sin temor a un incendio.

“Es una buena precaución para evitar una tragedia más tarde”, subrayó el comerciante José Alejandro Alvarado, en cuya tienda los compradores pueden adquirir una variedad de artículos, principalmente todos aquellos necesarios para pasar una Navidad llena de colorido.