Investigadores españoles informaron hoy el descubrimiento de que suplementos en la dieta de nicotinamida ribósido, derivado de vitamina B3, previene el desarrollo de tumores de hígado en ratones.

Los resultados, publicados en la revista Cancer Cell, también demuestran un efecto curativo de la dieta en ratones que habían desarrollado previamente la enfermedad.

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas informó que sus expertos consiguieron el primer modelo de ratón capaz de reproducir las fases del carcinoma hepatocelular o hepatocarcinoma (HCC) humano, desde las primeras lesiones hasta la metástasis.

Un obstáculo en el estudio del HCC, la forma más agresiva del cáncer del hígado, es la ausencia de modelos en ratón que copien la enfermedad para investigar rutas moleculares o nuevas terapias.

Para su investigación los especialistas crearon mediante ingeniería genética ratones que después de 30 semanas generaron tumores esporádicos en el hígado, e incluso metástasis cuando la inducción del gen persistió en el tiempo.