“Aquí, Radio Sandino, voz oficial del Frente Sandinista de Liberación Nacional, transmitiendo desde algún lugar de Nicaragua…”, se escuchaba decir en la voz de Oscar Mazier; al sintonizar los 49 metros del dial, siempre y cuando se sintonizara con volumen bajo porque escuchar eso “era un delito”.

Esa frase cuenta la historia del nacimiento de la mítica radio que fungió como la voz que los nicaragüenses no tenían para decirle a la dictadura de los Somoza: ¡ya basta!

El 22 de noviembre de 1977, transmitiendo clandestinamente desde Costa Rica, sale por primera vez al aire Radio Sandino. Los hermanos Humberto y el Comandante Daniel Ortega Saavedra, Dionisio Marenco, Maritza Cordero, el Comandante guerrillero José Valdivia, Daysi Zamora, Iván Montenegro y la también guerrillera entonces, Rosario Murillo consiguieron así derrotar el bozal dictatorial contra la libre expresión.

Al comienzo sólo se transmitía durante media hora a las 6 de la mañana, 6 de la tarde y 10 de la noche. Esto sucedía porque el transmisor de un cuarto de kilo no tenía capacidad para permanecer mucho tiempo encendido. Posteriormente se adquieren nuevos equipos de una emisora de Panamá, logrando así transmitir con una capacidad de 5 kilos en onda corta.

Inician a escucharse los mensajes de ánimo, orientaciones políticas e información sobre la lucha armada en la montaña y urbana. Todo llegaba como una amenaza al régimen militar de la familia que gobernaba al país por más de cuarenta años tras robarse una y otra vez las elecciones, usando títeres en el poder y matando a quien se opusiera.

En realidad sí era una amenaza; Oscar Mazier decía en una de sus alocuciones… “de la que viene no se no escapa ningún somocista… ¡Muerte al somocismo!”.

La misión era convocar a todo el pueblo a integrarse a la lucha armada contra la Guardia Nacional y a conformar las milicias populares.

Las agencias internacionales de noticias y enviados especiales a cubrir la guerra civil que vivía el país, tenían a la señal clandestina como referencia.

En una entrevista a un diario de circulación nacional, hace unos años, Oscar Mazier contó que periodistas soviéticos que realizaban reportajes en el Frente Sur, se impactaron por la forma artesanal como transmitía la radio, y “nos preguntaron que de qué forma nos podían ayudar”.

“Yo les dije, díganle a Radio Moscú que se haga un poquito al lado (en la banda de transmisión de la onda corta), porque su transmisión cuando entraba a veces interfería con la nuestra”, recordó Mazier.

“Efectivamente Radio Moscú se hizo a un ladito y nos permitió entrar con nuestra señal con más calidad”, dijo Mazier, y agregó que Radio Habana de Cuba se solidarizó con la Sandino, al retransmitir la señal.

El Comandante José Valdivia, al hacer una reseña sobre el nacimiento de la emisora, recordó que la estación radial nació después de la ofensiva sandinista de octubre de 1977, que involucró ataques a los cuarteles de San Carlos, San Fabián, Masaya, entre otros.

Agregó que el proyecto nació con un viejo transmisor reparado en Costa Rica por un nicaragüense de nombre Eliseo González y con el cual podían transmitir hasta Nicaragua para compartir, entre otras cosas, los partes de guerra de los diferentes frentes de combate además de música revolucionaria.

“En la radio a veces hablaba Daniel (Ortega) (...) dando a conocer las acciones del FSLN en Nicaragua”, explicó Valdivia.

Es hasta el 20 de julio de 1979, que los nicaragüenses podían oír por primera vez libremente la señal que llegaba a todo el territorio nacional y se sabía desde dónde trasmitía. La inconfundible voz de Humberto López Casco vibraba. El mensaje era sencillo y grande a la vez: ¡Aquí Nicaragua libre! ¡Todos a reunirnos a la Plaza de la Revolución!

La señal ya no tenía que andar de un punto a otro, Managua era la sede, las instalaciones estaban inicialmente en ABC Radio, el mismo edificio donde estuvo el Canal 6 de televisión.

Con el acompañamiento de la Revolución Popular Sandinista, La Sandino redefine sus objetivos, programación y organización interna y sigue siendo, esta vez de manera más formal, la voz oficial del FSLN. La dirección es confiada a Maritza Cordero, mas tarde a Jesús (Chuno) Blandón y luego a Humberto Sánchez Martinica.

Entre los más conocidos comentaristas deportivos, han pasado por la Sandino: Enrique Armas, Pepe Ruíz, Iván Centeno y Luis Padilla. Entre los locutores se destacan: Eduardo López Meza, Nohemí Mayorga, Pepe Areas, Cesar Estrada, Dimas Vado y Maynor Curtis.

Periodistas de renombre también se han desempeñado por dicha estación, como Anuar Hassan, Ada Luz Monterrey, Luis Bustamante, Antenor Peña Solano, Giovanni Loásiga, Elizabeth Romero, Daysi Tórrez, Roberto González, Gloria Martínez, Teatino Santana y el decano Rodolfo Molina Tapia.

En edición de audio se ha contado desde hace más de 30 años con la vasta experiencia de Luis Manuel Somariba “El Pato”.

Gobiernos neoliberales quisieron acallar la voz otra vez

En 1990, al perder las elecciones el Frente Sandinista, Radio Sandino se ve obligada a reestructurar su papel dentro del nuevo contexto sociopolítico.

Iniciaba una época donde los gobierno neoliberales quisieron desaparecer la emisora mediante la estrategia de cancelarle todo trato publicitario y haciendo cobros excesivos en los servicio básicos.

El destacado locutor y director de la empresa radial hasta 2005, Conrado Pineda, expresa que la situación económica casi los hace desaparecer.

Pineda, recuerda que en un momento tuvo la necesidad de hipotecar propiedades del personal y hacer de todo para mantener a flote económicamente el proyecto de la radio del pueblo.

El dinámico controlista y realizador del Programa Sabor Sandinista, Lázaro Trejos, afirma que “a los empleados no nos pagaban, de vez en cuando se lograba cumplir con la planilla, pero no siempre; y todo se lo debemos al odio que los gobiernos neoliberales nos tenían, nos querían desaparecer, pero si no pudo ni la guardia, menos ellos.”

Así sobrevivió la S grande hasta llegar a la etapa de la modernización en que se cuenta con el respaldo de un equipo de muchachos de la Red de Jóvenes Comunicadores de la JS 19 de julio, quienes impulsan un proceso de llevar a los oyentes nuevos y dinámicos programas sin perder de vista el origen y razón de ser de este proyecto.

Hoy, la voz clandestina de aquel entonces de Oscar Mazier le sirve al pueblo como embajador en Kuwait. Y Radio Sandino ya no se esconde, ahora está en todas partes, en los corazones de los nicaragüenses que hoy viven un proceso de restitución de derechos gracias a la lucha de todo el pueblo y de esta emisora histórica.