Este miércoles 19 de noviembre falleció en Wisconsin, Estados Unidos, el padre Teodoro Nihause, el cual sirvió por muchas décadas en la Iglesia Católica en la Costa Caribe nicaragüense, muy querido por los feligreses de la Cruz de Río Grande y El Tortuguero.

El secretario político del Frente Sandinista en la Región Autónoma de Caribe Sur. Johnny Hodgdson Deerings, recordó que el padre Teodoro Nihause, era conocido cariñosamente en toda la región caribeña como el “Padre Teo”.

“El Padre Teodoro fue un acompañante y líder espiritual por varias décadas de los habitantes de toda la zona norte de la Región Autónoma Caribe Sur, a cuyos habitantes predicó con el ejemplo lo que es la disciplina, la humildad, la solidaridad y el amor al prójimo”, resaltó Hodgson.

Al informar del deceso del sacedote añadió que el padre Teo “estuvo con el pueblo de nuestra zona campesina en los tiempos de celebraciones y también en los tiempos difíciles. Siempre predicando y practicando el amor al prójimo incluso en medio de la guerra”, comentó.

“Ahora que el Padre Teodoro pasa a otro plano de vida, el pueblo al que en vida sirvió y acompañó tan fielmente, no lo podemos olvidar, pero no es momento de llorar, antes bien el pueblo celebra el tiempo y los aprendizajes logrados de sus enseñanzas”, resaltó el secretario político del FSLN.

“El Frente Sandinista de Liberación Nacional en esta región caribeña acompaña a todos los que celebran la vida con excelentes propósitos que vivió el Padre Teodoro con nosotros en la Costa Caribe”, resaltó.

Muchos campesinos recuerdan al Padre Teodoro por ser un gran promotor de lo que se conoce como Instituto Pastoral Campesino que cada año congrega a lideres laicos de la Iglesia católica para reflexionar y prepararse en apoyo a la misión de llevar el evangelio a todos los rincones de la tierra.

“Yo lo recuerdo por su participación y contribución en los diálogos de paz durante la guerra, su participación en lograr consensos durante los procesos de demarcación, especialmente entre Awaltara y Prinzu awala para la titulación de sus territorios comunales ancestrales, y también en los eventos de entrega de la bendición de “techos para el pueblo” a familias pobres que se remojaban en sus humildes viviendas con las lluvias en las zonas de el Rio Grande y el Rio Kurinwas”, rememoró Hodgson.

“Mientras celebramos su vida y recordamos los tiempos y eventos vividos juntos, rogamos a nuestro Padre Celestial que lo tenga en su reino y que reconforte a su familia a los que sin olvidarse de ellos dejó por tanto tiempo para cumplir su misión evangelizadora de amor al prójimo en nuestras zonas campesinas caribeñas”, indicó.

Informó que a través del Obispo Monseñor Pablo Schmith y el Obispo David Zaiwick, quienes viajará el viernes a Wisconsin para participar en los funerales del padre Teo “enviamos nuestra solidaridad a sus familiares en aquel país y todos sus amistades y pueblo con el que trabajó en su carácter de pastor, cura y líder espiritual. Descanse en paz Padre Teo”, concluyó Hodgson Deerings.