“Reafirmamos que no puede realizarse otra cita continental sin la presencia del gobierno cubano”, expresó el diplomático.

Destacó que para el Gobierno de Nicaragua la seguridad, en todas sus dimensiones, reviste una alta prioridad y dada la naturaleza le otorga un tratamiento integral a las acciones de prevención ante las diversas amenazas a la seguridad y en particular a las provenientes de la delincuencia.

En tal sentido, agregó Moncada que la nación centroamericana  comparte las iniciativas que en el contexto regional se realicen,  “no obstante, en lo relativo al fortalecimiento de la JID, Junta Interamericana de Defensa, Nicaragua considera que el texto histórico de su creación difiere de las realidades actuales de nuestros Estados”.

Subrayó que la nación que representa ante la OEA no esta de acuerdo con que la JID intervenga en asuntos de naturaleza militar, que influyan en la soberanía y la independencia del país.

En su intervención, el embajador aseguró ante los cancilleres y presidentes de otros países que “aún existen violaciones a los Derechos Humanos”.

Este lunes inició en el departamento boliviano de Cochabamba (centro) la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, con la elección por aclamación del canciller de Bolivia David Choquehuanca como presidente del encuentro.

Durante su participación, Choquehuanca hizo referencia a las declaraciones del presidente Evo Morales quien afirmó que la OEA está ante el dilema de reestructurarse o morir al servicio del imperio.

“Debemos refundar y ampliar el sistema de derechos humanos, aplicando la Convención Interamericana a todos los Estados, sin diferenciaciones de ningún tipo incorporando los derechos colectivos, como parte de los instrumentos panamericanos”, expresó el diplomático.

La Asamblea se extenderá hasta el próximo martes, cuando se estiman sea leída el documento final sobre lo abordado en el encuentro.