En la comunidad Santos López ubicada en Quilalí, y en la comunidad Las Pozas en el municipio de Murra, departamento de Nueva Segovia, zonas rodeadas de imponente vegetación, montañas y pinos, familias nicaragüenses ven por primera vez energía eléctrica en sus hogares.

En la comunidad Santos López del municipio de Quilalí, unas 30 viviendas recibieron el servicio domiciliar, 160 protagonistas vieron restituido su derecho a recibir desarrollo, seguridad y progreso con una inversión que superó el millón de córdobas.

Las y los protagonistas manifestaron su alegría al recibir este tan preciado bien que llega a mejorar las condiciones de vida de cada familia.

“Me siento muy agradecida con nuestro presidente y a Rosario Murillo le agradezco porque ella a mí me dio un bono de una vaca, esa vaca me está manteniendo, yo estimo a esa vaca”, dijo María de los Ángeles Zavala Rivera, de la comunidad Santos López, quien a sus 76 años por primera vez tiene energía en su hogar.

“Usted sabe que hay gobiernos que prometen y no cumplen, por eso yo le digo al presidente que me siento bien al tener un presidente amoroso con los pobres y a Rosario Murillo porque yo todos los días oro por ella para que el corazón siga igual a como lo tiene”.
María Benita Aráuz, explicó que e la comunidad se han realizado diferentes proyectos que han acarreado mayor desarrollo y estabilidad a las familias.

“Primero el proyecto de agua que no teníamos, me siento alegre por eso; después las calles para el pueblo porque antes era impasable, la reparación del puesto de salud y ahora el proyecto de la luz que ha sido de mucha bendición”.

“Siempre nosotros pedíamos ayuda a los gobiernos anteriores pero no nos daban ningún apoyo porque era una zona vulnerable, no nos escuchaban, pero ahora gracias a Dios con este nuevo gobierno municipal que tenemos”.

Adolfo Gámez Zavala, quien tiene una pulpería, afirmó que con la instalación de la energía salen beneficiados dueños de negocios, ganaderos y la población en general.

“Con la energía eléctrica hemos adquirido varios beneficios. En el caso mio en el negocio de vender las cosas heladas como la gaseosa, jugo y carne ahora no se nos dañan”.

Este es un sueño hecho realidad

En Murra siete viviendas recibieron el servicio eléctrico. En esta zona montañosa la energía era algo inalcanzable.

Mirna del Carmen Lazo, indicó que “me siento bien. Yo tengo de vivir en esta vivienda tres años, pero me han contado que aquí nunca ha habido energía”.

“Solo prendía un foco, solo con foco me acostaba, la cocina un ocotito para que no se ahúme mucho. La ropa con plancha de fuego, los uniformes que ocupo en la semana de los niños”.
Cristina Lazo Guido, comentó que al contar con este importante servicio la felicidad llegó después de tantos años en la oscuridad.

“Yo me siento alegre porque en los años anteriores no había podido tener un logro así o por último que nos regalaran un candil”.
“Antes nos alumbrábamos con un pedazo de ocote que caminábamos todos hollinados, pero el día de hoy tenemos la luz, podemos hacer las labores en la noche que no podíamos hacer en el día, arreglar la ropita y planchar”.

En representación de Enatrel, Francisco Sequeira, explicó que en Quilalí hasta el momento "el mandato del presidente Daniel Ortega es que se siga llevando la energía a todas estas comunidades no importado qué tan distantes estén”.

A nivel de Nueva Segovia hay 76 proyectos con una inversión de más de 80 millones de córdobas, llevándole el servicio a unas 2723 viviendas, siendo la población beneficiada unas 12 mil.