La empresa HKND Group aseguró durante la presentación de avances del Proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, que esta será una de las mayores obras de infraestructura del mundo y que por tanto en diciembre se empezará a crear la infraestructura básica de todo el proyecto.

La empresa manifestó que los proyectos estarán siendo abiertos a contratistas chinos como nicaragüenses, y que se priorizará emplear a la mayor cantidad posible de mano de obra nacional.

El Asesor Principal del Proyecto de HKND Group, Bill Wild, explicó que una obra de esta magnitud indiscutiblemente vendrá a transformar el comercio mundial, pues repercutirá en el costo y los tiempos de tránsito de mercancías.

No obstante, dijo que esto también se verá materializado en infraestructura social, educativa y económica en Nicaragua, beneficiando de esta manera a cada una de las comunidades del país.

Cuido ambiental

Reiteró así mismo que este proyecto será construido de acuerdo a las prácticas internacionales y por tanto será cuidadoso de la protección del medioambiente.

Al respecto, refirió que la escogencia de la ruta 4 se debió a que esta es la única que minimiza los daños ambientales y permite restaurar gran parte del ecosistema que ya se encuentra degradado. Tales medidas incluyen la protección del Gran Lago Cocibolca, explicó Wild.

Este aseguró que parte muy importante para iniciar la fase constructiva serán los caminos de acceso y todo lo que se refiere a la infraestructura para albergar a los 50 mil trabajadores.

Otro planteamiento muy importante, fue el referido al movimiento de tierra. Se prevé que a lo largo de la obra se extraigan unos 3 mil millones de metros cúbicos de tierra. Buena parte de esta servirá para potenciar la agricultura en aproximadamente 26 mil hectáreas a lo largo del canal.

Contratistas

En relación a las licitaciones, el asesor de HKND manifestó que la licitación para las empresas chinas culmina este viernes 21 de noviembre.

En este punto, dijo que un proyecto tal magnitud requerirá el trabajo de varios contratistas, y dio como ejemplo las labores de movimiento de tierra en las cuales participarán de 4 o 5 empresas.

La mano de obra fue otro punto explicado por Wild. Según expresó, si bien se tratará de contratar la mayor cantidad posible de mano de obra nicaragüense, el Canal requerirá de personal especializado, de tal manera que durante el proceso se buscará como capacitar a los trabajadores nicas que participen.

Traerán maquinaria adecuada

La maquinaria necesaria para realizar las obras podría totalizar hasta 4 mil piezas de equipos pesados, muchos de los cuales serán de hasta 600 toneladas.

La empresa traerá algunos equipos a través de los puertos existentes en Nicaragua, sin embargo, advierte que el sistema portuario y la infraestructura vial actual del país no soportarían el volumen de materiales que se quiere traer.

Zona está siendo degradada rápidamente

En relación al impacto ambiental, David Blaha, de la empresa ERM, hizo hincapié en que la tendencia de la cubierta forestal en la zona es de marcada degradación, habiendo más pérdida forestal entre 2009 y 2011 que entre 1983 y 2009.

Blaha subrayó que aún existen zonas vírgenes, pero que probablemente no les queden más de 10 años en su estado actual. En este sentido, el Canal podría convertirse en una barrera física que las proteja.

Todos saldrán ganando

Consultado sobre los planteamientos hechos por HKND respecto a la necesidad de traer primero algunas maquinarias, el Presidente de la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua, Manuel Coronel, aseguró que un puerto como el que se quiere construir puede costar unos 900 millones de dólares, sin embargo, manifestó que la idea es hacer en una primera etapa un puerto de descarga para posteriormente irlo transformando en un puerto propiamente dicho.

“Lo que es necesario ahorita es descargar todo lo que se va a traer”, subrayó.

Coronel se refirió al tema de las propiedades que serán inevitablemente usadas para construir el Canal y sus sub proyectos. Al respecto, expresó que la población está consciente que saldrá ganando con un proyecto como este, ya que las autoridades del gobierno velarán porque los afectados reciban el precio justo por sus propiedades.

“Aquí nadie va a salir mal, aquí todos vamos a salir bien”, expresó el Presidente de la Comisión del Gran Canal.

Por esta razón para el Vocero de la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua, Telémaco Talavera, el impacto final de la obra es altamente positivo para el país en todos sus aspectos.

Este aseguró que todos los estudios realizados hasta el momento fueron efectuados por especialistas de diferentes partes del mundo, incluyendo nicaragüenses. Esto da una solidez científica y técnica sobre los diseños que se están haciendo, refirió.

Para Talavera si bien el Canal será hecho con inversión extranjera, este será siempre propiedad de los nicaragüenses.