La Magistrada Ligia Molina Argüello fue velada en horas de la noche en la Funeraria Sierras de Paz en Managua.

Su familia recibió el acompañamiento y solidaridad de funcionarios y funcionarias del estado, amigos y compañeros de trabajo, quienes destacaron la labor de la magistrada, su carácter humilde, amable y humano enfocado en la lucha por la justicia y su compromiso con la ética.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís Cerda, externó que “ahorita todo el pueblo está conmocionado por esta noticia. El tiempo va ir valorando la magnitud de la calidad humana de la Doctora Molina”.

“Una gran trabajadora, una gran compañera, una mujer íntegra, con años de militancia dentro del sandinismo y con una carrera judicial larguísima, ejemplo de mujer trabajadora incansable y solidaria”,concluyó.

La presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos, afirmó que “todos nosotros nos sentimos desolados, claramente impactados por esta situación tan imprevista y somos parte del a familia doliente porque hemos convivido por tantos años”.

Asimismo, el Diputado Edwin Castro recordó que la magistrada estuvo en horas de la mañana presidiendo el acto de la firma del dictamen del Código Procesal Civil.

“Ella estaba muy contenta de ver que su obra se estaba materializando, se tomó fotos con todo el equipo técnico que ella dirigía, diputados, y se retiró como a las doce y media, la sorpresa es que al final de la tarde Ligia estaba en el hospital y falleció. Esos nos indica lo frágil que somos los seres humanos aquí en esta tierra”, expresó Castro.

Por su parte, la Magistrada Yadira Centeno, externó que “Ligia ha sido una gran amiga mía, compañera de trabajo por 17 años. Nosotros vamos a seguir con ese legado, compromiso no solo mío sino de toda la corte”.

Juan Campos Molina, hijo de la magistrada Molina, afirmó que a lo largo de su vida, su mamá fue una mujer que conquistó logros importantes, particularmente como defensora de los derechos humanos.

“El fruto del trabajo de mi mamá se puede reflejar con la solidaridad que se presenta esta noche. Es un momento de dolor que lo sentimos todos, sin embargo, como ella era una mujer dura, trabajadora nos enseñó bastante y nos ha preparado para este día”, expresó Juan Molina.

El Doctor Francisco Rosales Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, dijo que la Magistrada Molina fue “una mujer que estuvo en el servicio público prácticamente toda su vida. Fue funcionaria de la Procuraduría General de Justicia, profesora universitaria y en su carrera judicial magistrada del Tribunal de Apelaciones y luego en la Corte donde elaboró el proyecto de código de ética”.

De igual manera, la Doctora Juana Mendez, destacó que Ligia es una mujer ejemplar y simbólica de lo que es la muer nicaragüense que siempre saca adelante a su familia, mujer preparada con compromiso revolucionario.