El anuncio que hiciera el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, de iniciar un acercamiento con Nicaragua para implementar la sentencia la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitida el 19 de noviembre de 2012, fue recibido con beneplácito por el experto nicaragüense en derecho internacional Manuel Madriz Fornos.

El 19 de noviembre de 2012, la CIJ falló a favor de Nicaragua en el diferendo limítrofe con Colombia, en el cual se le reivindicó al país centroamericano gran parte de sus pretensiones, rompiendo de manera definitiva la frontera que Colombia pretendía imponerle en el meridiano 82, lo que fue desconocido en determinados momentos por el presidente colombiano al no pronunciarse por acatar dicha sentencia.

“Yo creo que esta decisión del Gobierno colombiano es una decisión histórica que pone fin a todo un diferendo que había existido entre Nicaragua y Colombia, dos países hermanos, que tenemos muchos nexos en común, que somos países que hemos sido separados no por nuestras propias ideas, sino por cuestiones geopolíticas”, expresó Madriz Fornos.

“Llegamos al fin de un conflicto que no había sido aceptado por parte de Colombia […], sin embargo el fallo de la Corte no admite ningún tipo de fallo adicional, es definitivo […] nosotros hemos visto diferentes declaraciones del Presidente Santos, de las autoridades colombianas, pues finalmente estamos llegando a un punto que creo es como un remanso, creo que es una situación beneficiosa tanto para Nicaragua como para Colombia", agregó el experto.

Madriz valoró de muy madura la actitud tomada por el Presidente Juan Manuel Santos, una decisión de Estado inspirada en una necesidad expresada por el Gobernador de San Andrés en búsqueda de levantar las fronteras y muros, porque el Caribe es una sola familia.

“Nosotros no podemos tratar de impedir esos acercamientos, esa unión y que estoy seguro va a beneficiar tanto a Nicaragua como a Colombia el desarrollo de este tratado que el Presidente Santos está dando instrucciones a la Canciller para que se inicien los primeros pasos para reglamentar, regularizar la situación entre Nicaragua y Colombia resguardando los derechos de los raizales”, expuso.

Según Manuel Madriz, estas negociaciones que se inicien con la nación colombiana continuarán bajo el mismo interés y solidaridad expresada con anterioridad por el Gobierno de Nicaragua en voz del Presidente Daniel Ortega Saavedra, de permitirles el derecho a los pueblos originarios de esa localidad de pescar en las aguas nicaragüenses.

“El Presidente Ortega siempre ha estado abierto y ha dicho, desde el primer momento, que pasen adelante, nosotros no vamos a poner ningún problema en ese sentido, vamos a reconocer esas circunstancias y más porque son cuestiones de cultura, la cultura caribeña porque no se le puede poner coto con un muro”, apuntó.

Las negociaciones serán lideradas por la canciller colombiana María Ángela Holguín, a fin de dar cumplimiento al fallo de la Corte Constitucional tras la demanda al Pacto de Bogotá con que el Gobierno de Colombia buscó declarar sin piso jurídico la potestad del tribunal internacional para modificar los límites internos.

“Iniciar la negociación con Nicaragua de un tratado en donde los derechos de los raizales sean uno de los puntos fundamentales. Esto es una orden también de la Corte Constitucional y le he dicho a la Canciller que demos los primeros pasos en esa dirección”, declaró el Presidente Santos a una cadena de noticias de su país.