Oscar René Espinoza Martínez, conocido como El Chacal del Reparto Schick, ya se encuentra recluido en las celdas del Sistema Penitenciario Nacional en la cárcel Modelo, luego de ser traslado fuertemente custodiado por agentes policiales de la Dirección de Auxilio Judicial.

Espinoza Martínez, que vestía una camiseta verde con rayas blancas, un pantalón celeste, zapatos negros, fue sacado de las cárceles de Auxilio Judicial para ser trasladado en la patrulla policial 339 que iba ocupada por cuatro agentes, mientras la unidad policial 244 con otros seis agentes, lo escoltaba hasta las cárceles penitenciarias.

El traslado de este personaje a la Modelo se debió en cumplimiento de la resolución emitida por la jueza tercero de distrito penal de Ejecución de Sentencias y Vigilancia Penitenciaria de Managua, Gertrudis Rosario Gaitán Pavón, que mediante sentencia número 455-2014, revocó el beneficio de libertad condicional que había concedido desde el 17 de Diciembre de 2009 a Oscar René Espinoza Martínez, condenado a la pena de 30 años de presidio por el delito de Asesinato Atroz en perjuicio de los menores Walter René Polanco Vallecillo y Miurel McFields Polanco, así como de la señora Alba Luvy Villachica Dávila.

El Chacal fue condenado a la pena de 30 años de presidio por el delito de asesinato atroz en perjuicio de los antes mencionados el 2 de febrero de 1999, luego que un jurado de conciencia lo encontró culpable.

El abogado de Espinoza, Virgilio Flores solicitó la libertad condicional alegando que su defendido había cumplido la tercera parte de su condena, pues tras pasar 9 años en prisión y estar bajo el régimen laboral, se le contabiliza por cada día trabajado dos días efectivos de prisión.

Una vez radicado el caso en el Juzgado de Ejecución y Vigilancia, la juez Gaitán Pavón, mediante resolución número 292-2009, dictada a las 12 y 30 minutos de la tarde del 17 de Diciembre de 2009, “bajo el principio de igualdad constitucional”, de oficio modificó la pena de 30 años de presidio a 30 años de prisión, lo que permitió otorgar el condenado el beneficio de libertad condicional, “por cumplir los requisitos establecidos en el artículo 108 del Código Penal de 1974”, según la resolución de la judicial.

La jueza Gaitán le impuso la obligación de señalar dirección del domicilio donde residiría e informar a la autoridad de cualquier cambio, “dejando señalado el sentenciado mediante Acta de Fianza que su domicilio sita en Bello Horizonte, de la Iglesia Pío X dos cuadras al lago media abajo, casa S-16”.

Fiscal Ana Julia Guido: “Oscar Espinoza tendrá que cumplir su condena”

Asimismo, a Espinoza Martínez se le estableció un período de prueba, en el cual tenía la obligación de presentarse mensualmente a firmar ante la Oficina de Presentación de Procesados.

La Fiscal de la República doctora Ana Julia Guido, explicó que el Ministerio Público solicitó la recaptura del sentenciado y presentó un escrito ante la judicial, solicitando la revisión de la causa y la revocatoria del beneficio de libertad condicional.
Ante la petición de la Fiscalía, la titular del juzgado procedió a revisar si Espinoza Martínez estaba cumpliendo con las condiciones impuestas.

“Según los cómputos que nosotros tenemos, él no ha cumplido las tres cuartas partes que corresponden en este caso de acuerdo a la ley, pero además hubieron ciertas anomalías; por ejemplo cuando se dio la audiencia para esta libertad condicional, resulta que no fue notificada la madre de los niños, la victima principal del caso y por lo tanto ahí fue violentado un derecho constitucional que esta señora tenia de haber estado presente en esa audiencia y no estuvo presente”, explicó la Fiscal de la República.

También aseguró que Espinoza Martínez transgredió otras medidas estipuladas por Gaitán, como el hecho de no tener un domicilio fijo, pues al momento de su detención se le detuvo en otra vivienda que no estaba registrada ante las autoridades.

El artículo 109 Pn establece que si el condenado cometiere un nuevo delito o violare los deberes que se le hayan impuesto, se le revocará la libertad condicional y se le hará efectiva el resto de la pena que haya dejado de cumplir.

“En la presente causa se ha determinado fehacientemente, tanto por esta autoridad como por el Ministerio Público, que el beneficiado Espinoza Martínez ha violentado las medidas impuestas en cuanto a informar a esta autoridad de cualquier cambio de domicilio al señalado en Acta de Fianza, ya que de autos se desprende que habita en el barrio El Pilar, de Raspados Loli tres cuadras al sur”, señala la resolución de la jueza Gaitán Pavón.

Guido finalizó diciendo que Espinoza Martínez tendrá que pasar los próximos diez años en prisión efectiva y no tendrá derecho a solicitar nuevamente la libertad condicional.