Pobladores del barrio Acahualinca inauguraron junto a las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) la rehabilitación del puesto médico Miguel Aguilar, proyecto con el que se logra mejorar las condiciones de la infraestructura y de esta manera brindar un mejor ambiente a los pacientes del barrio y cinco sectores más que convergen en la unidad de salud.

Para los usuarios del puesto de salud, la rehabilitación de la unidad les permite sentirse mejor atendidos, con mayor comodidad, por ello se comprometieron a hacer efectivo el cuido de las instalaciones, las que hoy reflejan mucho colorido y un ambiente limpio, bonito y sano.

“Nos sentimos bien con tener un centro de salud bonito, ya no tenemos que ir hasta el centro de salud de la Morazán sino que ahora cerca vamos a ser atendidos, por eso estamos comprometidos a cuidarlo y a educar a nuestros niños para que ellos también aprendan a darle buen uso” refirió Yahaira López.

“Con instalaciones bonitas y buenas nos sentimos mejor atendidos, antes el puesto médico estaba muy deteriorado y ni ánimos daba venir a pasar consulta, ahora debemos mantenerlo limpio para que su vida útil sea duradera” destacó María José Vásquez.

Por su parte la compañera Maritza Cuan, directora del Siláis – Managua destacó que el desarrollo del proyecto de rehabilitación del puesto médico fue posible gracias al aporte de la comuna capitalina, los que destinaron parte del presupuesto municipal para las mejoras de las unidades de salud.

“Somos un pueblo feliz porque día a día estamos celebrando más victorias de nuestro gobierno, quienes mandataron a las alcaldías que invirtieran el 5% de su presupuesto para mejoras en salud, educación y medio ambiente y este edificio es un ejemplo del modelo solidario, de complementariedad que tenemos las instituciones” manifestó.

La obra tuvo un costo de 500 mil córdobas, los que se utilizaron para brindar condiciones dignas para la atención de los pacientes, haciendo efectivo el modelo de salud de calidad en condiciones merecedoras.

“Nosotros atendemos a cinco barrios con un total de 5 mil 500 habitantes, la idea de rehabilitar la unidad de salud es llevarles más cerca la atención, que no tengan que ir hasta el centro de salud de la Morazán, se logró mejorar el techo, sistema eléctrico y toda la infraestructura. La obra mejora nuestras condiciones de trabajo y le brinda a los usuarios contar con un ambiente acogedor” concluyó Dalia Dé Armas, directora del puesto médico.