Entrevista a Orlando Lübbert Guionista y Director de Cine Chileno por Francisco Guaita, de Russia Today. 17 de Noviembre del 2014

Introducción de Francisco Guaita

Hola, bienvenidos a un nuevo Programa de Entrevista. Se podría decir que está en su Edad de Oro, sin duda, los Premios Internacionales han convertido al Cine chileno en uno de los más reconocidos mundialmente. Hoy tenemos la oportunidad de hablar con uno de esos Directores que han ayudado a construir esa proyección meteórica, él es Orlando Lübbert.

Buenas, Orlando, bienvenido a Moscú... Qué buenos momentos vive el Cine chileno en estos últimos años, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Sí, se está haciendo mucho Cine en Chile. Hay un tema con el desarrollo tecnológico que se ha democratizado en gran medida lo que es el acceso a la tecnología de filmar, rodar; pero sigue siendo un problema el tema de la narración, el tema de los guiones, el tema de cómo narrar de una manera eficaz.

Periodista Francisco Guaita

¿Tenemos instrumentos tecnológicos, pero nos falta todavía...?

Palabras de Orlando Lübbert

Falta lo otro, falta todavía un desarrollo. Yo creo que hay una descompensación todavía en eso. Hay mucho recurso para filmar, pero muchas de las películas, hay una cantidad hoy día, este año se estrenaban 43 películas que para un País como Chile es mucho, pero creo que le falta densidad temática. Yo tengo la sensación que la cantidad no se ha convertido en calidad todavía.

Periodista Francisco Guaita

De todas formas, vas al Festival de Berlín, a Cannes, a San Sebastián, a los Óscar, ya estáis presente en los últimos años... ¿Qué ha ocurrido para que derepente haya habido ese salto, al menos internacional?

Palabras de Orlando Lübbert

Hay una curiosidad naturalmente en el Mundo por Países que han estado fuera de estos circuitos, y evidentemente que un País como Chile que por los años 70 dio mucho de qué hablar, la gente como que espera también algo más, desde el punto de vista cinematográfico saber qué está pasando con eso.

Entonces, eso es una parte de la curio-sidad de integrar a Chile en los circuitos que normalmente los Países asiáticos han ido llenando también... Irán es un País que fue descubierto hace unos años atrás y que produjo películas muy interesantes, muy lindas. Entonces, ha estado pasando no solo con Chile, con todos los Países latinoamericanos en general; que le están entregando de repente algunas temáticas que hacen de que América Latina sea vista quizás hoy día, de una manera distinta por los Países europeos.


Periodista Francisco Guaita

¿Cree que, en cierta medida se estaban haciendo buenas películas, pero quizás antes estaban más escondidas, o a la Industria más europea o estadounidense no le interesaba tanto? ¿O por qué ha pasado eso?

Palabras de Orlando Lübbert

Hay varios fenómenos... hay un fenómeno que es, que a los europeos en general les gusta que nosotros hagamos películas como ellos, y a veces ellos seleccionan muchas películas, les gustan muchas películas que en Chile no tienen ningún éxito; que la gente no las va a ver. Son películas un poco con claves, intelectuales, y son complejas, por decirlo así. Y los europeos, como que hay Festivales europeos que les han dado muchos reconocimientos a ese tipo de Cine porque se acerca mucho a la manera de hacer.

Yo tengo una visión distinta. Yo personalmente, en relación a eso, pienso que una de las grandes necesidades de nuestro País es el Cine con Identidad, realmente de conquistar el corazón de nuestra propia gente, y de esa manera tú vas a acceder al Mundo, que es la llave para eso... Pero claro no es fácil. No ha sido fácil para nosotros, fíjate, el hacer Cine en español. En Chile las películas se dan en el idioma natural, normalmente en el inglés de Estados Unidos, con subtítulos; entonces el español nuestro le chocaba mucho a la gente, al espectador chileno; costaba mucho eso.

Eso se ha roto, evidentemente, hoy día la gente tiene un cariño y un reconocimiento al idioma; pero están faltando, por otro lado, también las herramientas. Yo pienso que hay muchas historias por contar, y que está faltando un poco eso, la capacidad de ver y de narrar esas historias de manera eficaz. Creo que América Latina, y la Literatura latinoamericana lo probó, es un tremendo tesoro narrativo en cuanto a maneras de contar y de historias mismas. Y eso en el Cine está por desarrollarse todavía.

Periodista Francisco Guaita

Vamos a hablar del guión, sin duda; pero es interesante lo que decía usted, que, estas películas en estos últimos tres años que han tenido mucho éxito internacional, es cierto que no han conseguido llenar salas en Chile, es un proceso, no todas, hay algunas que sí, pero muchas otras que han tenido mucho éxito no lo han conseguido, se necesita todavía, han conquistado el entorno internacional, pero quizás no tanto el nacional, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Yo tuve la oportunidad de conocer a Gabriel García Márquez, el escritor colombiano... yo hice un Documental justamente sobre el Cine Latinoamericano, y le hice la pregunta sobre si él pensaba que el Cine Latinoamericano lograría lo que la Novela latinoamericana logró.

Es la pregunta del millón que hay que hacerle a García Márquez. Y él me dijo: Mira, nosotros durante años escribíamos para que nos tradujeran en francés, en inglés, y nos reconocieran en Europa, y nos invitaran. Evidentemente nos tradujeron algunas cosas, ¿pero sabés cuándo logramos el gran éxito? Cuando conquistamos el corazón de nuestra propia gente, cuando llegamos a la gente en nuestros propios países, con nuestro idioma. Y en ese momento se nos tradujo hasta en chino; se convierte en el gran boom de la Literatura latinoamericana. Pero no pasó por tratar de conquistar a Europa, sino que pasó justamente por tratar de conquistar a tu gente.

Periodista Francisco Guaita

¿Y qué se necesita para conquistar a vuestra gente?

Palabras de Orlando Lübbert

Una sensibilidad. Nosotros crecimos con un Cine europeo o norteamericano, la estructura que nosotros ya tenemos en la cabeza vienen del Cine norteamericano; somos hijos del Cine norteamericano, lo cual no es malo porque hay un gran Cine norteamericano, por supuesto.

Pero de una manera era importante para muchos de nosotros encontrar un camino narrativo hacia el público nuestro; de hablarles en el idioma de ellos, de trabajar los personajes que nos pertenecen, que son parte de nuestra Vida; reconocerlos, quererlos, y llevarlos a la pantalla. Reconocer nuestros lugares, darles la visión del lugar... ¡dignificar el lugar!
Yo en “Taxi para Tres” trabajé en muchos de los barrios más pobres, más marginales, pero de una manera digna. No para mostrar la cosa así espeluznante, del miedo a esos lugares, la delincuencia, sino que sencillamente con mucho amor y mucho cariño, porque son parte de nuestro Mundo, de nuestra Vida. Y eso hizo que la película en ese caso tuviera un éxito muy grande de público.

Periodista Francisco Guaita

“Taxi para Tres” fue uno de los primeros momentos donde el Cine chileno tuvo un gran reconocimiento internacional, y a la vez tuvo un reconocimiento nacional; fue ya hace 13 años. ¿Cuál fue esa clave de encontrar esa mezcla entre las dos... la Dignidad?

Palabras de Orlando Lübbert

Bueno, la clave de García Márquez, lo que te decía. El Jurado de San Sebastián que le dio la Concha de Oro estaba presidido por Claude Chabrol en ese momento; y Claude Chabrol, y en el margen de ese Festival la mayor parte de esas películas eran todos patrones muy norteamericanos, en general; ya un poco gastados muchos de ellos. De pronto se encuentran una película muy sencilla, muy simple, muy barata, pero con un potencial narrativo y una fuerza y personajes muy fuertes. Y ese fue el secreto.

Yo creo que el patrón está, yo hablo del Cine posible hoy día, porque nunca vamos a tener los recursos de las Mayer y el gran dinero del Cine industrial. La gran riqueza nuestra está en historias bien contadas, en buenos guiones, en personajes entrañables, en nuestros paisajes, en nuestra gente... ¡en el Tesoro que significa la Identidad latinoamericana!

Periodista Francisco Guaita

Y sobre todo que hay muchísimas historias buenas en Latinoamérica; es decir, que las historias están allí y muchas veces la realidad supera la ficción, en Latinoamérica es así en cada esquina, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Así es. O sea, el tema es la distancia, porque yo viví 20 años afuera lo cual fue un problema para mí, porque el exilio me alejó de mi material, la lengua, mi gente; pero por otro lado me dio una distancia, además viví en Alemania que era como estar en un punto muy frío, una mirada muy fría de nuestro país.

Pero justamente esa distancia brechtiana, por decirlo así, hizo que yo pudiera llegar a Chile, y en las visitas que yo hacía a Chile recolectaba cinco, seis, siete historias magníficas, que los que vivían en Chile no captaban. Entonces yo mismo tenía que contarle a la gente, a mis amigos en Chile la historia que les estaba pasando en sus propias narices. Pero después me di cuenta que era porque yo estaba lejos y podía verlo.

Periodista Francisco Guaita

¿Qué descubrió en esa distancia?

Palabras de Orlando Lübbert

Descubrí que hay algunas maneras especiales de ser y de funcionar. En el caso de Chile había, cuando yo volví a Chile en el año 95, una Sociedad que había sido tomada por el neoliberalismo, por el mercantilismo a ultranza, o sea, el mercado regulaba todo, todo, todo. Y existían por ejemplo maneras de hablar, la crítica era algo muy mal recibida, la crítica era algo malo... Tú criticas mucho, se alejaban de ti, ¡era como la peste!

Existía una manera de hablar que si tú le decías algo a alguien, y te decía: “Correcto”. Yo hice un Documental sobre eso porque me impresionó mucho de que la gente dijera siempre... “correcto”. Después me di cuenta que la dictadura había dejado en las estructuras mentales de la gente una señal como el “yes, Sir”
que es el lenguaje de los regimientos. Rápidamente yo tengo que decir que estoy de acuerdo contigo... ¡correcto, correcto!

Periodista Francisco Guaita

Para no poner ninguna interrogante.

Palabras de Orlando Lübbert

¡No, no pienses! Todo lo que tú digas está bien, o sea, está correcto de antemano. Un poco eso.

Periodista Francisco Guaita

¿Cuánto de esa autocensura, porque al final era un poco de autocensura, hay, sigue habiendo en la Sociedad chilena?

Palabras de Orlando Lübbert

En muchos aspectos... Lo está rompiendo la Juventud actual que se ha abierto al Mundo y está llegando de una manera muy fuerte. En la opinión pública han estado cambiando estos aspectos que son pautas culturales que nos dejaron.

Chile es un País, además, donde la Inquisición tradicionalmente tuvo un poder, muy, muy grande. Después, la dictadura lo que hizo fue instalar el Poder del Opus Dei de una manera terrible. O sea, es un Poder económico-cultural, son dueños de grandes Universidades, manejan aspectos importantes de la Cultura chilena, y dan la pauta temática en muchos Canales, son dueños de Canales de Televisión, directa o indirectamente; a través de los Bancos.

Entonces es un País muy oscuro. Era una de las principales Sedes de la Inquisición; la Inquisición entraba y salía de Chile; esa tradición nosotros la heredamos de alguna manera, y todavía estamos luchando un poco por abrir eso, abrir esas mentes.

Periodista Francisco Guaita

¿Cómo ha visto esa evolución democrática? ¿Hasta qué punto Chile, después de ese proceso en que ha habido una transición? ¿Cuál es el termómetro en estos momentos de la Democracia?

Palabras de Orlando Lübbert

A ver, se llamó Democracia Protegida durante muchos años. Estados Unidos tiene un Modelo para América Latina, y para Chile, que significa naturalmente que los Ejércitos son intocados. Los Oficiales del Ejército estudian en Estados Unidos, tanto la dominación tecnológica de Estados Unidos a través de las armas, directamente son los Militares.

Los Militares son una instancia importante de Estados Unidos en nuestros países, y ellos definen nuestras Políticas, en muchos aspectos; o sea, es una instancia final. Y en otros aspectos también, las becas, etc., un montón de cosas, que significa que nosotros vivimos todavía una situación bastante de Colonialismo, digamos, en muchos aspectos, y jugamos un poco a que somos democráticos también, pero eso es un poco las reglas del mercado. A partir de esta apertura económica de un País relativamente exitoso económicamente, nos abrimos al Mundo en algunas cosas, en otras no.

Periodista Francisco Guaita

Quizá, en cuanto a Instituciones y formas la Democracia va a un ritmo, y la Sociedad, en cuanto a Movimiento Social y en cuanto a ese Proceso de la propia Sociedad va a otro ritmo. ¿Va más rápido la Sociedad?

Palabras de Orlando Lübbert

Lo que pasa es que es una Sociedad que estuvo durante mucho tiempo estancada; entonces, de alguna manera los jóvenes están pidiéndole cuentas a las generaciones anteriores: ¿Por qué ustedes no hicieron los cambios que había que hacer? Eran obvios.

Tenemos un Presidente de la República anterior, Piñera, que es el representante de la Derecha chilena; derecha económica, un multimillonario que fue Presidente durante 4 años, que declara en la televisión públicamente, que la Educación es un Bien de consumo. Yo creo que lo lamenta hasta el día de hoy haber dicho eso, pero está contando lo que él cree... ¡Y la Educación no puede ser un Bien de consumo! Esas son Repúblicas que se instalaron en 1812, 15, 18, donde era una República de Deberes, y de Derechos.

En Chile, desgraciadamente, la Educación y la buena Educación es un Bien de consumo, la Salud también es un Bien de consumo, y eso genera una Sociedad absolutamente des-solidarizada, desmembrada, y con una desigualdad casi irrecuperable.

Periodista Francisco Guaita

La palabra consumo es esencial en estos momentos en la Sociedad chilena, y en muchas Sociedades, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Es que la integración social se da a través del consumo... Consumo, luego existo, ¿no? O sea, en la medida que yo compro me integro, formo parte de algo. Tú dónde vas, vas a ver los carteles de la televisión, niñas muy lindas, jóvenes muy lindos también; si yo quiero pertenecer a ese mundo “exitoso”, el mundo “ganador”, la única manera es vestirme de cierta manera, es acceder a ciertos lugares, comprarme ciertas cosas.

Esa es una forma moderna de Colonialismo, lo hacían los europeos cuando iban a África con cuentas de vidrios, y a América Latina lo mismo. Eso es un poco lo que sucede. El consumo tiene varias trampas que te da la sensación de ser parte de algo, pero en realidad es parte de nada; es un objeto transable también.

Periodista Francisco Guaita

El cazado y el cazador, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

¡El cazado y el cazador...! Yo en la película que hice, “Taxi para Tres”, usé un poco esa metáfora, que en el fondo es salir a cazar. Siguen siendo los patrones de la Época de las Cavernas, solo que la tarjeta de crédito es tu arma.

Entonces, el consumo ha generado una tremenda... por ejemplo, los grandes asaltos que se hacen en Chile son gente joven, y no asaltan cualquier lugar, los más asaltados son las tiendas de ropa de marca... marca Puma, Adidas y todo ese tipo de cosas, y otras más caras todavía. Se robaron una 4x4, irrumpen, se llama alunizaje... rompen, sacan y se roban esa ropa. Eso te está diciendo mucho, y es justamente eso: Yo tomo lo que se me ofrece, lo que pasa es que yo no lo puedo comprar; me muestran que yo tengo que comprarlo, pero no tengo cómo comprarlo.

Y lo otro es, una Sociedad que vive en una tortura china... veo por todas partes que yo debo consumir esto y lo otro, pero no lo puedo consumir. Entonces, el grado de insatisfacción latente que hay en la Sociedad, sobre todo en [email protected] jóvenes, es, muy, muy alto.

Periodista Francisco Guaita

Y el grado también de exclusión, porque, ¿qué pasa con esas personas que no pueden conseguir eso, y que quizás lo están viendo?

Palabras de Orlando Lübbert

Claro, o hay una resignación muy grande y un pesimismo muy grande... en estos momentos hay una tendencia anarquista fuerte, que se basa en el Principio: “destruye lo que te destruye a ti”. Un poco eso.

Y de alguna manera es antisistémica, la Sociedad empieza a extrapolarse al no haber el discurso político... La discusión política se ha interrumpido durante muchos años, no tiene el curso ni la viveza que tenía en los años anteriores al golpe militar; entonces, de alguna manera lo que va quedando en el fondo son acciones muy dispersas, muy caóticas, y muy fuertes, muy agresivas. O sea, es una Sociedad que está generando al interior una violencia latente, que algunos la ven como algo bastante peligroso. Yo creo que es bastante dañina.

Periodista Francisco Guaita

¿Cómo se representa con esa Dignidad, y hablo en el trabajo del Guion, a los buenos y a los malos? Porque hemos venido con la cultura del Cine americano, pero nuestras Sociedades son mucho más complejas en cierta medida, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Es una buena pregunta, porque, creo es uno de los problemas no resueltos de alguna manera en el Cine Latinoamericano. Yo debo reconocer, vengo de una generación muy politizada, a [email protected] los grandes temas políticos eran los que nos marcaban; entonces, de alguna manera el discurso era lo más importante, la frase política, todo eso.

Uno con el proceso de madurez después de tantos años llega a descubrir algo, yo como Guionista y Realizador, que lo más importante son las historias, son los hechos... los hechos, las historias. Mientras la historia más auténtica es, más representa, más original... la palabra es, ¡auténtica!

Periodista Francisco Guaita

¿Qué significa una historia auténtica?

Palabras de Orlando Lübbert

Que la verdad está ambientada en un lugar que es reconocible por mucha gente; está ambientada y está contada de una manera tal que la hace reconocible inmediatamente por mucha gente. Que hay un humor detrás, hay una sensibilidad detrás, una manera de hacer latir un poco la emoción de una cierta manera.

Es un País que reprime mucho la emoción, entonces, trabajar en el plano de la emoción es importante; combinar la razón con la emoción, etc. Pero sobre todo, la autenticidad se da en el respeto justamente por las locaciones, por los lugares, por la identidad de los personajes, por sus características. Eso lo reconoce la gente, y una buena historia, creo yo, mientras más auténtica es, mientras más fiel representa el mundo de lo que tú quieres contar.

Y ahí ayuda mucho el Documental, y la herencia neorealista del Cine italiano por ejemplo, ayuda bastante a eso. Mientras la historia se representa de una manera más clara, precisa y concisa, más política va a ser. Yo creo que la gente está esperando eso, está esperando un Cine que te impacte, que te llegue, que se te quede.

Periodista Francisco Guaita

En cierta medida uno también espera la identificación de ver ciertos personajes que te enganchan, que te dicen: o tiene reflejo en mi Sociedad, o tiene reflejo en mi Familia, o tiene reflejo de algo. ¿La identificación es un punto importante allí?

Palabras de Orlando Lübbert

Claro... por ejemplo las telenovelas que son las cosas que se dan en la televisión, la mayor parte de las cosas transcurren en espacios muy clichés, o el mall, o el restaurant, porque además te anuncian, te ponen anuncios, entonces es la manera de meter publicidad.

Yo, por ejemplo, mi Cine lo ambiento en lugares absolutamente reconocibles por mucha gente, y que creo yo que son parte de la Identidad. Las comidas que yo hago comer a mis actores son comidas que las comemos todos... ¡lo normal! La normalidad de esa identificación ya más Cultural, el olfato, que tiene que ver con mi país.

Yo no estoy pensando en la publicidad para nadie, ni estoy pensando en impresionar a nadie. Lo único que quiero es la fidelidad de los personajes en relación a sus mundos, y esa fidelidad es la que a mí me da el resultado de obtener un vehículo... la gente se ve reconocida, reconoce su espacio.

Periodista Francisco Guaita

Volviendo al tema de la Moral, ¿cómo trabaja usted ese punto de que el malo no sea tan malo y que el bueno quizás no sea tan bueno? ¿Cómo hace los matices? ¿Cómo trabaja? ¿Cuál es el proceso de elaboración de esos personajes?

Palabras de Orlando Lübbert

A ver, Hitchcock lo decía: “El malo tiene que ser muy malo”. Hoy en día los malos son muy sofisticados, son malos inteligentes, seductores; porque el malo con cara de malo ya no funciona. El malo tiene una función directa en relación al bueno de la película, o sea, para que funcione el bueno tiene que haber un malo muy malo; porque mientras más malo es el malo, más importante es lo que haga el bueno, porque me levanta al bueno, me lo proyecta, me lo estructura como personaje, me lo instala como personaje.

Pero eso más que mal en mi última película, “Cirqo”, que es la última que acabo de realizar, que no se ha estrenado en Chile, la hemos traído acá a Moscú, el malo es un personaje que es malo, pero es seductor también. Entonces, de alguna manera ese malo no es que sea menos malo, ¡es más perverso sencillamente! porque tiene dos caras: una cara amable, elegante, es un caballero, pero es un hijo de puta, como decimos popularmente. Esa ha sido una característica también.

Nosotros tenemos una casta de Militares, de Generales que algunos de ellos están en la cárcel, en cárceles que son hoteles de lujo, con Internet y todo... ¡ese es nuestro país! Y son malos que tú los ves, son caballeros muy refinados, se afeitan muy bien el bigote, se peinan muy bien... ¡son caballeros hacia afuera! Ellos se sienten y se ven como señores que cumplieron, ¡de la guerra! y fueron asesinos, torturadores, pero de una manera... ¡con sus propias manos asesinaron gente!

El otro día me contaban el testimonio del hermano de un amigo, que él y su mujer fueron asesinados por Krassnoff que fue uno de los grandes torturadores. Es un tipo así refinado, militar refinado, elegante, de buena educación... ¡un caballero! El tipo, el cadáver lo estuvo pateando media hora... ¡de rabia!

Esas son las Escuelas de Panamá, esas son las Escuelas de Estados Unidos en las cuales han sido formados nuestros Militares. Mientras eso no cambie, ¡estamos jodidos! Mientras eso no cambie, somos parte de algo que es muy difícil transformar.

Periodista Francisco Guaita

¿Y está cambiando, o no?

Palabras de Orlando Lübbert

Eso no va a cambiar, pues Estados Unidos no permite que eso cambie, ¡es muy difícil que eso cambie! Es un estamento de estructura.


Periodista Francisco Guaita

¿Pero la Sociedad...?

Palabras de Orlando Lübbert

La Sociedad está cambiando, pero tampoco han sido temas, ¡ojalá fueran temas esos! Pero no son temas, no se habla de eso. Está toda la mitología alrededor de los Militares, alrededor del Poder militar, no se toca; el Patriotismo, la Bandera, la Canción Nacional, etc. Y eso nos pasa en América Latina, que detrás de todo eso hay Poder, y estructuras que tienen que ver con estructuras coloniales todavía.

Periodista Francisco Guaita

¿Hay mucho tabú, también?

Palabras de Orlando Lübbert

Hay tabú, y fetichismo también. Y hay la incomodidad de meterse con un Poder fáctico que es tremendo, que es muy fuerte; que define muchas cosas, determina muchas cosas. Son Poderes fácticos que están funcionando detrás de todo este Modelo. Lo que va a cambiar seguramente es parte de la Economía de alguna manera, la Economía neoliberal como se estableció en Chile.

Fíjate que en Chile durante un tiempo, dentro de este Mercado, esta cosa de los emprendedores, muy de la Thatcher, los buses que eran todos privados, el que manejaba el bus era un empresario... ¡él era dueño de ese bus! Entonces, te hacía una oferta, el pasaje, y te decía: “Va la oferta”, y te bajaba el precio para poder competir con el otro bus. ¿Te das cuenta de lo que es una locomoción colectiva estructurada de esa manera? Bueno, es el extremo del Modelo mercantilista. O sea, el Mercado te tiene que regular todo, toda tu vida, toda la vida privada, ¡todo te lo regula el Mercado!

Farmacias con Ofertas... En mis primeros viajes de Alemania a Chile: “Farmacia, Oferta Especial”... ¿Farmacias con Ofertas? ¡es impresionante! Médicos con Ofertas.

Entonces, el Mercado ha llevado a los extremos. Eso ha ido cambiando, y sobre todo ha ido cambiando la noción de que, en un Estado, en una República de alguna manera existen los Deberes, pero existen también los Derechos. Y de alguna manera lo que están imponiendo en la calle los jóvenes es el Derecho a cosas básicas, como la Educación, la Salud... Han salido a manifestarse los enfermos, hay gente que está enferma, sencillamente se muere, ¡te mueres!

Yo gasto en la Educación de mis hijos dos tercios de mi sueldo, para darles una Educación más o menos como la gente... una está en la Universidad, otra está en el Colegio normal, ¡dos tercios de mi sueldo se me van! Entonces está la deuda, la tarjeta de crédito, etc., etc., para poder educar a tus hijos. Una hija tiene una enfermedad que me cuesta un cuarto de mi sueldo, y se me empieza a achicar. Y tu vida se empieza a achicar, achicar, achicar, por este Modelo.

Como te digo, el Mercado que pudiera ser un elemento importante, yo no digo que el Mercado haya que eliminarlo, el Mercado está haciendo funcionar un montón de cosas, pero no puede hacer funcionar tu Vida en esos ámbitos.


Periodista Francisco Guaita

¿Y ahí el Cine puede romper un poco ese pedazo de hielo enorme que existe, que es el Mercado?

Palabras de Orlando Lübbert

Yo creo que debiera. El tema está en la inteligencia y la capacidad que tenemos nosotros los Realizadores justamente de meternos en esos temas.

Normalmente, los primeros grandes temas de los Jóvenes Realizadores, sobre todo son los temas más personales. De alguna manera los Jóvenes Realizadores, yo me contacto mucho con ellos porque les doy clases en la Universidad, sus grandes temas son sus problemas internos, sus dramas, sus conflictos, sus luchas internas. Yo caracterizando un poco le llamo a eso “los egometrajes”... pero bueno, ¡todos hacemos egometrajes!

El tema es que todavía hay un estado en que falta la proyección hacia este tipo de cosas, y la inteligencia para narrar estas historias de una manera no pesada... por ejemplo, yo considero que la Comedia es importante, la Comedia te puede extremar y te puede dar una dimensión de estas cosas, y ridiculizártelas, porque de verdad que es muy ridículo el tema de tener que aparentar lo que no eres.

Porque es una Sociedad de apariencias... la lucha cotidiana, el endeudamiento, lo que es la deuda, las ganancias siderales de los Bancos, la deuda personal de mucha gente humilde, la publicidad, son todas cosas muy grotescas. Van a ser grotescas en la medida en que tú las muestres de una manera grotesca, y esa manera de demostrarla hay que afinarla, y creo que ahí está uno de los grandes temas, porque la gente de alguna manera lo vive, lo siente, pero mira el Cine, y el Cine no cuenta esas cosas todavía, no habla de eso.

Periodista Francisco Guaita

Seguro que las va a contar, yo creo, ¿no?

Palabras de Orlando Lübbert

Esperemos, estamos en eso.

Periodista Francisco Guaita

Muchísimas gracias Orlando, por su tiempo.

Palabras de Orlando Lübbert

Gracias por el gusto de estar acá.

Periodista Francisco Guaita

Con ese anhelo de que el Cine chileno ayude a avanzar y a mejorar también la Sociedad actual de ese país, nos despedimos; será hasta la próxima.