El precio recomendado de venta al público, con impuestos incluidos, es de 7.236.000 yenes (el equivalente a 62.094 dólares), según explicó la empresa con sede en Aichi a través de un comunicado.

Toyota ha establecido como objetivo vender unas 400 unidades en Japón hasta finales de 2015. El fabricante tiene, además, previsto lanzar el vehículo en Europa y los Estados Unidos en torno al próximo verano del Hemisferio Norte, en junio del próximo año.

"Éste es el comienzo de una innovación que va más allá del Prius (híbrido fabricado por Toyota que también fue pionero en el mercado)", explicó en la presentación del Mirai el vicepresidente ejecutivo de la empresa nipona, Mitsuhisa Kato, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

En el acto también se proyectó un video en el cual el presidente del mayor fabricante mundial de vehículos, Akio Toyoda, aseguró que este automóvil "representa un punto y aparte para la industria automotriz".

El Mirai puede recorrer unos 650 kilómetros con un depósito de hidrógeno, que tarda en recargarse por completo unos tres minutos, y emite sólo vapor de agua. La berlina también incluye un sistema híbrido, que le permite utilizar gasolina.

El modelo fue originalmente presentado en junio pasado, pero hasta ahora Toyota no había informado sobre la fecha exacta en la que estaría disponible en los concesionarios.

El lanzamiento del Mirai se enmarca en una iniciativa del sector privado y público en Japón, de cara a lograr para el año 2040 una sociedad menos contaminante y más basada en el hidrógeno.

Competencia directa

Honda, uno de los principales competidores nacionales de Toyota, presentó el lunes su propio modelo de pila de hidrógeno, aunque su lanzamiento está programado para marzo de 2016 y su comercialización será más limitada.

Por su parte, el gobierno japonés anunció este año que estos coches contarían con un plan de subsidios especiales que, en el caso del Mirai, recortaría aproximadamente su precio en Japón hasta los cinco millones de yenes (el equivalente a u$s42.880 dólares).

Esta fórmula ya se utilizó para sacar a flote en Japón al Prius de Toyota, el primer híbrido que se empezó a fabricar en serie en 1997 y cuyo precio inicial estaba en torno a los 20.000 dólares de la época.