Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, llamó a las familias nicaragüenses a estar alerta ante el dengue y chikungunya, por tanto les instó a participar en las diferentes jornadas de lucha contra el mosquito Aedes aegypti, principal transmisor de ambas enfermedades.

El Cardenal Miguel destacó los esfuerzos que realiza el Gobierno Sandinista que dirigen el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, para evitar que los nicaragüenses sean víctimas de estos males.

El pasado fin de semana las familias y las diferentes instituciones del gobierno, participaron de la Gran Movilización por la Salud y Lucha por la Vida que orientó el Presidente Daniel Ortega ante el aumento de casos de Chikungunya.

“Me parece que el gobierno está haciendo muy bien invitando a todos, a que estemos alerta, atentos a este virus que va contaminando. Creo que tenemos realmente que agradecerle al gobierno este entusiasmo que tiene (por fomentar las jornadas de salud)”, declaró el prelado.

Indicó que todos los nicaragüenses, gobierno y familias tienen la responsabilidad de unir esfuerzos para evitar que la enfermedad del dengue y chikungunya se expanda por todo el territorio.

“Todos los que podemos hacer algo tenemos que hacerlo y las familias juegan un papel importante, ya que es formadora de personas y educadores en la fe, deben interesarse, pero realmente pidamos al Señor (a Dios) que nos ayude para que este virus no contamine a nuestra querida Nicaragua”, agregó.

Monseñor Eddy Montenegro, también destacó los esfuerzos que se realizan desde el Ministerio de Salud y desde los Gabinetes de la Familia, para eliminar los criaderos del zancudo portador del virus. Instó a las familias a permitir la entrada de los brigadistas de la salud para que puedan fumigar o abatizar.

“Yo creo que así como se han intensificado los casos de este virus chikungunya, pero es grave y yo creo que la fumigación y la campaña de alerta a las familias, porque muchas veces hay familias que somos un poquito cabeza dura (no hacemos casos o no entendemos), nos les gusta abrir la puerta para abatizar, no les gusta abrir la puerta para fumigar (…) todos tenemos que abrirnos y colaborar, limpiar nuestras casas, barrerlas”, instó Montenegro.

Agregó que todo mundo tiene que participar en estas campañas de lucha contra el dengue y el chikungunya, para evitar ambas enfermedades que pueden llevarnos a la muerte.