Cientos de familias tradicionalistas visitaron este fin de semana el Parque Nacional de Ferias, donde pudieron adquirir los productos típicos que se reparten en honor a La Purísima Concepción de María.

El Parque de Ferias se proyectó como un excelente espacio donde las familias pudieron comprar a precios accesibles los artículos tradicionales que se obsequian durante La Gritería.

La compañera María Gema Álvarado, Responsable de Promoción de Pequeños Negocios del Ministerio de Economía Familiar, detalló que durante esta feria participaron unos 130 expositores, ofertando dulces y artesanías.

"Les ha ido excelente a los pequeños negocios. La idea es que las familias ya empiecen a preparar su gorra para la tradicional Gritería del 7 de diciembre, y ha tenido muy buena aceptación", sostuvo.

Cristina Putoy, pobladora de Masaya, tuvo la oportunidad de participar en esta feria exponiendo los típicos maromeros, matracas, canastas, maracas, abanicos y pitos; todos tradicionales de la Purísima, hechos a base de madera de acetuna, cabuya, palma, jícaro y vara de carrizo.

"Nosotros creemos que esta es una gran oportunidad para todos los productores y artesanos.No queremos que en La Gritería se pierda la entrega de juguetes tradicionales por las cosas plásticas", señaló.

Productores conservan la tradición

Esta artesana explicó que con el tiempo muchas familias han venido sustituyendo la gorra tradicional por productos plásticos como panas, platos y vasos, sin embargo reflexionó "que la Virgen María nos enseña a que ella no es de grandezas ni de lujos, sino de cosas sencillas y bonitas".

El compañero Cristián Mercado Briceño, quien trabaja productos tradicionales de La Purísima, llevó hasta el Parque Nacional de Ferias a vender los camioncitos de madera y los chischiles, mismos que por generaciones han sido elaborados por las abuelitas de Monimbó con mucho amor.

De igual forma, Celina López , gerente-propietaria de la Dulcería El Carmen de Masaya, agradeció al Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo por abrir este espacio para los pequeños productores. Esta gran emprendedora expuso los ricos gofios, dulce de leche, requesón, manjar, caramelos rallados y cajetas de leche y coco.

Iván Ramírez y su esposa Yara Saéz, llevaron hasta esta feria las novedosa 'Velas de Miel', con las cuales indicaron se puede rezar la Novena y La Purísima, "de una forma más ecológica y saludable".

"Tenemos una opción natural para las velas. Estamos haciendo velas de pura cera de abejas, que es un producto natural libre de plomo", indicó, además de explicar que las mechas de las velas tradicionales contienen un filamento de plomo, pero el producto que están ofreciendo lleva una fibra de algodón, lo que contribuye al bienestar humano y ecológico.

"La cera de abeja puede mejorar las condiciones respiratorias en pacientes asmáticos, y que tienen problemas respiratorios. No tiene contaminantes químicos, no libera benceno, no produce ollín. Es una vela que dura el doble que la vela de parafina", aseguró la pareja.

La Feria de La Gritería captó a unas 8 mil personas durante este fin de semana, y logró vender más de medio millón de córdobas. Autoridades del Ministerio de Economía Familiar indicaron que los pequeños productores continuarán ofertando estos productos tradicionales de La Purísima durante los próximos fines de semana de noviembre.