La noche de este domingo arribó a Nicaragua el peleador nicaragüense Leonardo “Chimmy” Morales, quien se enfrentó al mexicano Yair “Pantera” Rodríguez, en un combate en la categoría Peso Pluma, del Reality Show The Ultimate Fighter Latinoamérica de la UFC 180.

El nicaragüense, quien fue finalista del Reality Show, perdió por decisión unánime 29 a 28, en los tres asaltos que duró el combate.

A su regreso a Nicaragua “Chimmy” fue recibido con mucha emoción por sus familiares y amigos en el Aeropuerto Augusto C. Sandino, de Managua.

En breves declaraciones a los medios que le aguardaban a su llegada, Leonardo Morales declaró que se siente contento con el trabajo que hizo en México al representar a Nicaragua en The Ultimate Fighter Latinoamérica.

“La verdad quedé muy contento con el trabajo que hice, represente a mi país con mucho amor”, aseguró.

El luchador lamentó que por problemas de su rodilla no logró un desempeño mejor para ganarle a su oponente.

“Me faltó un poco de potencia porque mi rodilla se lastimó, me falló en el tiempo que no debería de fallarme, pero si siento que hice muy buena pelea, la verdad estoy limpio, estoy preparado para que me llamen a pelear en un mes si quieren y no traigo nada; igual mi compañero salió bien lastimado, (en fin) creo que di una buena presentación”, valoró.

Además comentó que durante el combate le faltó un poco de explosividad al salirse de las llaves y contraatacar a Pantera.

A pesar de todo, Chimmy dijo que se siente contento porque dio una buena pelea, logró conectar a su oponente y al final salió sin golpes que le dejen afectaciones severas.

Expresó que todos los organizadores como representantes de UFC quedaron muy contentos con su desempeño en el octágono.

Además, afirmó que aunque el público mexicano estaba parcializado con su representante, al final de la pelea logró ganarse la simpatía del público.

“Al terminar la pelea si demostré que de verdad en Nicaragua tenemos guerreros, y eso me enorgullece, representar dignamente a Nicaragua”, comentó.

Al ver a su familia en el Aeropuerto, que esperaban ansiosamente su regreso a Nicaragua, el luchador dijo sentirse bendecido y le dio gracias a Dios por el encuentro familiar.

También agradeció a todos los que le han apoyado, especialmente a Canal 13 Viva Nicaragua, que dio una cobertura tremenda a la pelea.

Morales no descartó que en un futuro cercano vuelva a encontrarse con Yair “Pantera” Rodríguez, para un nuevo combate. “Tarde o temprano volveré a encontrarme a mi oponente y sí me sacare la espina”, expresó.

El gladiador dijo que su esposa y su mamá son como un motor para el porqué le apoya en un 100% y le dan muchas fuerzas.