El Gobierno Sandinista y las familias nicaragüenses desarrollaron este fin de semana una intensa Movilización por la Salud y la Vida en diferentes barrios y comunidades de todo el país, dándole la batalla al mosquito transmisor del Chikungunya.

Acatando el llamado del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, miles de familias y todas las instituciones del Gobierno y estructuras del Frente Sandinista, se dispusieron este sábado y domingo a trabajar para erradicar criaderos de mosquitos.

La Epidemióloga del SILAIS, Managua, Ligia Aragón, indicó que el Ministerio de Salud (Minsa), dispuso para este trabajo una gran cantidad de brigadas que visitaron barrios y comunidades de Managua para abatizar y fumigar, batallando contra el chikungunya y otras enfermedades.

Durante esta gran Movilización por la Salud y la Vida, se desplegaron en todo el territorio los Gabinetes de la Familia, Juventud Sandinista, Consejos de Desarrollo Humano, CLS institucionales y brigadistas del Ministerio de Salud, articulando esfuerzos para batallar contra el mosquito Aedes Aegypti.

Familias se suman en la erradicación de criaderos

La doctora Zeyla Mejía, Directora del Centro de Salud Carlos Rugama, sostuvo que todos los distritos (en barrios, comarcas, colonias y residenciales) de Managua fueron visitados para realizar labores de concientización a las familias.

"Se están realizando visitas casa a casa. Estamos en la tarea de eliminar y destruir los criaderos de mosquitos en todos los lugares; haciendo conciencia entre la población que no podemos seguir conviviendo con el enemigo, como es este mosquito", señaló.

La especialista indicó que lo importante es que todas las familias tomen conciencia y eliminen estos focos potenciales donde nace y se desarrolla el mosquito que transmite el Chikungunya; sobre todo limpiando sus patios, techos, canaletas y mantengan tapados sus depósitos de agua.

"Hay que eliminar todos los objetos que están en el patio y que no ocupamos, como llantas, zapatos viejos, bolsas. Esta es una jornada masita, desde este sábado, y se extenderá durante toda la semana siguiente", refirió Mejía.

Modelo de Fé, Familia y Comunidad en práctica

El Modelo de Fé, Familia y Comunidad se puso en práctica este fin de semana. Todos los pobladores se sumaron a las jornadas de limpieza, y además destacaron cuán importante es trabajar unidos con el Gobierno para que no sigan aumentando los casos de chikungunya en el país.

"Es una iniciativa importante dentro del plan que tiene el Gobierno. Es importante porque está contribuyendo con la salud pública, y por eso nosotros también estamos colaborando sumándonos a la limpieza de nuestras viviendas", expresó Roberto Mendieta, poblador del Barrio Germán Pomares.

"Necesitamos tener mejores condiciones de salud, y es por eso que yo veo positiva esta jornada que está impulsando el Gobierno. Hay que limpiar, botar lo que no sirve; no tener botellas con agua, llantas, tarros, y que no hayan charcos", manifestó Carmen López.

De igual forma, Irasela Borges, pobladora de Villa Fraternidad, sostuvo que "esta ha sido una gran movilización, una hermosa movilización en pro de la salud de cada comunidad y cada familia. Estamos todos unidos haciéndole frente al chikungunya".

La Responsabilidad Compartida fue la clave

Previo a visitar los barrios Germán Pomares, 18 de Mayo, Walter Ferriti y Las Jagüitas, el compañero Luis Lagos, Miembro del Consejo de Desarrollo Humano (CDH), explicó que también se ha activado el Plan Calache, además de distribuir una cartilla educativa que indica a las familias la importancia de trabajar juntos, con este Modelo de Responsabilidad Compartida.

"La salud preventiva es lo más importante. Estamos trabajando y sensibilizando a las familias, que tomen una actitud responsable, porque no podemos permitirle el alojamiento a los zancudos, y para esto lo más efectivo es nuestro modelo de Responsabilidad Compartida, porque la comunidad debe formar parte de esta acción", aseguró.

Los brigadistas solidarios se desplazaron de manera organizada por manzana-cuadra de las comunidades y barrios, visitando casa a casa a las familias, además de abatizar, fumigar y hacer conciencia que solo unidos podemos gozar de una mejor vida llena de salud.