La alta incidencia de zancudos en el Distrito V de Managua, y el peligro de que esto desate una epidemia de fiebre chikungunya hizo que en barrios como el Salomón Moreno se viviera de manera intensa la Gran Movilización por la Salud y Lucha por la Vida, convocada para este fin de semana por la Coordinadora del Consejo de Comunicación, compañera Rosario Murillo Zambrana.

Allí las brigadas del Ministerio de Salud (Minsa), de la Juventud Sandinista y de los Gabinetes de la Familia se movilizaron casa a casa en una jornada encaminada a que todos los ciudadanos hagan conciencia de solo unidos se podrá evitar que esta enfermedad se ensañe con las familias nicaragüenses.

Para la población las jornadas de fumigación y abatización que desarrolla el Gobierno de manera regular son fundamentales porque garantiza la salud sobre todo de los niños y los ancianos, que son los más vulnerables ante virus tan contagiosos como este.

“Me parece bien que el gobierno está haciendo esto porque es por la salud de los niños y la salud de todos, y nosotros en las casas tenemos que mantener limpio, evitar charcos y barrer”, dijo la pobladora Sheyla del Carmen Sevilla, asegurando que cuando en sus hogares se acaba el abate ellos mismos se dirigen al centro de salud de la comunidad donde las autoridades sanitarias les facilitan este importante agente larvicida.

En el barrio Salomón Moreno la ciudadanía asegura que hay bastantes zancudos, lo cual la pone en alerta debido al alarmante incremento de casos positivos de Chikungunya que reporta el Minsa.

En este sentido, afirman que ya están poniendo manos a la obra redoblando esfuerzos para erradicar hasta la más mínima posibilidad de un criadero del mosquito transmisor de esta enfermedad.

“Esta jornada viene a ser un beneficio para toda la población, ya que andan muchos zancudos. El Ministerio de Salud siempre ha venido a abatizar, a revisar, y pues yo me siento orgullosa porque siempre me han felicitado porque mi hogar se maneja muy limpio”, aseguró Ruth del Carmen Morales durante la intensa jornada epidemiológica desarrollada este sábado en este barrio.

Los expertos señalan que solo si todas las viviendas eliminan los objetos inservibles que acumulan agua es que se podrá contener el avance de la fiebre Chikungunya.

“Hay bastantes zancudos, tenemos que dormir con mosquiteros o con abanicos, porque sino vamos a padecer la epidemia”, manifestó Teresa Mora, quien agradece la preocupación del Comandante Daniel y de Rosario por garantizar la salud en cada uno de los hogares del país.

La directora del Epidemiología del Sistema Local de Atención en Salud de Managua (Silais-Managua), doctora Ligia Aragón, dijo que efectivamente solo con la sensibilización ciudadana es que se puede luchar contra este virus.

“La incidencia va a estar en dependencia que la mosquita se apodere de nuestras viviendas”, subrayó.

Como parte de esta jornada de lucha, además de la comunicación oral brigadista-ciudadano, también se están distribuyendo cartillas donde se explica qué es esta enfermedad, cómo se presenta y sobre todo cómo evitarla.

La directora del Centro de Salud Carlos Rugama, doctora Zeyla Mejía, indicó que este trabajo se está haciendo en colaboración con la participación de la población organizada y de las diferentes instituciones del Gobierno Sandinista.

La doctora Mejía explicó que los síntomas de alarma son fiebre alta, dolores articulares y alergia en la piel, de allí que el ciudadano lo que debe hacer es dirigirse de manera urgente a la unidad de salud más cercana.