Una ballena de unos 17 metros de largo falleció horas después de quedar varada este viernes en una playa del Pacífico sur de Nicaragua, informaron medios nacionales.

Con la ayuda de turistas, decenas de aldeanos trataron desde la mañana de empujar al enorme cetáceo hacia el mar, pero desistieron cuando comenzó a oscurecer.

Miembros de la Fuerza Naval y autoridades del Ministerio del Medio Ambiente también se trasladaron al lugar para intentar salvar al animal. Sin embargo, pese al arduo trabajo de rescate, no lo consiguieron.