El subsecretario mexicano para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez Robledo, mantuvo hoy en El Vaticano un encuentro con el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, a quien le dio las gracias por las muestras de solidaridad del Papa en el caso Ayotzinapa.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana explicó en un comunicado difundido en Ciudad de México que la reunión se realizó en el marco del mecanismo de consultas bilaterales sobre temas multilaterales entre el país latinoamericano y la Santa Sede.

Este instrumento busca fortalecer la acción conjunta en temas de interés común en la agenda de organismos internacionales.

Entre otros temas, Gómez Robledo y Parolin trataron sobre los recientes acontecimientos en México, entre ellos la desaparición de 43 estudiantes el pasado 26 de septiembre en la ciudad mexicana de Iguala, después de haber sido entregados por policías corruptos al crimen organizado.

Hace dos días, durante la tradicional audiencia del miércoles en la Plaza de San Pedro, el papa expresó su cercanía a todos los mexicanos por los "momentos dolorosos" que están viviendo y lanzó una denuncia de la "dramática realidad" y "la criminalidad" que existe detrás del tráfico de drogas.

El pasado 29 de octubre, durante la audiencia general, Francisco había ya pedido oraciones por el dolor del pueblo mexicano, "que sufre por la desaparición de sus estudiantes".

El subsecretario Gómez Robledo agradeció que el pontífice siga estrechamente los acontecimientos en México y sus pronunciamientos de solidaridad.

La visita de trabajo a la Santa Sede incluyó, asimismo, encuentros con otros religiosos como el cardenal Antonio María Veglió, con quien se habló de temas de migración y con el monseñor Marcelo Sánchez Sorondo.