El I Festival Internacional de las Aves concluyó en Granada, a 45 kilómetros de la capital nicaragüense, tras varios días de conferencias, intercambio de experiencias y otras iniciativas para promover el turismo rural y comunitario. Especialistas nicaragüenses y de otras naciones centroamericanas compartieron sus conocimientos y abordaron temas como el desarrollo de programas de educación ambiental.

Según los organizadores, entre los que se encuentran el Instituto Nicaragüense de Turismo y el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, el evento incluyó, además de charlas magistrales, giras de campo para observar algunas de las especies del país.

De acuerdo con el director de la Fundación Cocibolca, Raúl Lacayo, este encuentro se realizó con el propósito de incentivar la inversión para promocionar los destinos atractivos por el avistamiento de aves.

Nicaragua acoge 760 especies, de las cuales 250 anidan en Granada. De estas últimas, cien son migratorias y llegan a partir de octubre procedentes de Canadá, Estados Unidos y México, precisó Lacayo.