Las comunidades cristianas de Masaya integradas en las mayordomías del Toro Venado del Malinche, que lleva realizándose más de 115 años, llevaron a cabo la mayordomía de la nesquisa o mayordomía del maíz en la casa de la familia Toribio en Monimbó.

La familia Toribio desde hace 71 años realiza el tradicional Toro Venado del Malinche. Doña Carmen Toribio fue la impulsora de esta tradición que hijos y nietos luchan por mantener.

“Durante el desfile por las calles van niños disfrazados de güipil o de agüizote”, dijo la creyente Cecilia Sabaleta.

Al llegar la vivienda de los Toribio los presentes se preparan para ser partícipes de la ceremonia de la nesquisa donde la mayordoma, la señora Dolores Gómez pone a nesquisar el maíz en una olla o vasija como se hacía en tiempos indígenas, acompañado de una oración indígena.

“El día de hoy venimos a dejar la ofrenda del maíz para comenzar la nesquisa. Esto es la vida de un pueblo. Un pueblo sin memoria es un pueblo sin historia decían antepasados indígenas, entonces es una manera de mantener la participación popular y la expresión callejera como agüizotes y Toro Venado”, destacó la Mayordoma.

Auxiliadora Méndez, miembro del consejo de ancianos, afirmó esta es una actividad ancestral de los hijos e hijas de Monimbó.

“Le hemos venido dando seguimiento a esta ceremonia que se hacía 500 años atrás, tratamos de rescatar nuestras tradiciones y costumbres en nuestros barrios indígenas”.

Marta Toribio Navarro, coordinadora del Toro Venado el Malinche y nieta de doña Carmen Toribio, manifestó que esta tradición las familias de Monimbó la viven con mucho entusiasmo.

“La vivimos con mucha alegría y mucha devoción porque este Toro Venado en mi familia lo celebramos por más de 115 años como promesa a San Jerónimo”.

“Somos hijos del maíz y dependemos de los alimentos a base de maíz que hoy damos a los participantes como son la masa de cazuela, nacatamales, tamales y las bebidas típicas como la chicha”.

“Estamos luchando por preservar este legado histórico con el apoyo incondicional del Comandante Daniel Ortega que es el que dirige esto como mayordomo general y nos ha impulsado a seguir retomando estas tradiciones para dar un legado histórico a nuestros niños y a la sociedad para que no se pierdan”, explicaron.