Los departamentos bolivianos de La Paz (capital), Beni (norte), Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este) fueron decretados bajo alerta naranja este miércoles y jueves por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ante la amenaza de intensas lluvias.

El especialista del Senamhi Danilo Pomier, aseguró precipitaciones de moderadas a fuertes en esos cuatro territorios, incluso con valores de hasta 80 milímetros por metro cuadrado.

Durante la jornada de este miércoles las lluvias afectarán la zona de Cordillera, Florida, Ibáñez, Ichilo, Warnes y Guarayos, en Santa Cruz de la Sierra.

Especialistas bolivianos aseguraron hace unos meses atrás que a mediados de noviembre comenzarían a sentirse en el país los efectos del fenómeno climático de El Niño, el cual, entre otras cosas, provocaría intensas sequías, además de lluvias e inundaciones.

A inicio del pasado mes de febrero las lluvias que azotaron Bolivia dejaron al menos 38 personas fallecidas y casi 47 mil familias sin vivienda.