La primera tormenta invernal que azota la costa este de Estados Unidos dejó dos muertos, cientos de vuelos cancelados y más de 700 accidentes viales en Minnesota.

Los estragos se produjeron después que una corriente de aire polar, proveniente de Alaska, hizo descender las temperaturas en nueve estados del centro y noreste del país.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS) anticipó que las temperaturas en algunas zonas de las Montañas Rocallosas y las grandes planicies estarán este martes entre menos siete y menos cuatro grados centígrados, por debajo de las temperaturas promedio en esta temporada del año.

En St Augusta, Minnesota, la fuerte nevada que se registró el lunes provocó una precipitación de más de 16 pulgadas de nieve, mientras que en Michigan se reportaron hoy precipitaciones de entre dos y tres pulgadas de nieve por hora.

Medios de prensa destacan que la masa de aire polar afectó también los estados de Wisconsin, Montana, Iowa, Kansas, Colorado y Dakota del Sur, alcanzado incluso la zona conocida como el Panhandle, en la frontera norte de Texas con Oklahoma.

El NWS pronosticó que las bajas temperaturas llegarán a las regiones centrales de Iowa, Kansas y Colorado esta semana, mientras que Atlanta, Birmingham y Alabama esperan una temperatura de 4 grados este viernes.

El diario USA Today advirtió que en las zonas impactadas por la tormenta las condiciones son peligrosas y que algunas carreteras se encuentran en mal estado y alertó que la ola de frío polar se desplazará hacia el sur sureste durante los próximos días.