De manera unánime 86 diputados de la Asamblea Nacional votaron a favor de las reformas al Presupuesto 2014, por un monto de 318 millones de córdobas, dinero que será dirigido a atender a las familias afectadas por los distintos fenómenos naturales que ocurrieron en el país este año, entre ellos lluvias, sequía y terremotos.

La propuesta fue presentada la semana pasada con carácter de urgencia y orienta la entrega de 100 millones de córdobas al Ministerio de Salud, a fin que fortalezca el plan de lucha contra el dengue y el chikungunya, mientras al Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) se le reasignaron 94.3 millones para la reparación de 250 kilómetros de caminos productivos, alcantarillas y drenajes, 119.9 millones al SINAPRED, para fortalecer sus capacidades de atención a las familias, afectadas por los fenómenos naturales.

Igualmente se agregan 4.1 millones al Ejército de Nicaragua para que fortalezca sus capacidades de atención a la población, a través de la Defensa Civil.

“El objetivo que hemos tenido siempre en el Presupuesto General de la República es aportar a la macroestabilidad económica del país y la meta de acumulación de reservas es para aportar a la estabilidad macroeconómica (…) y la mayoría de las fuentes de financiamiento de esta reforma tiene que ver mucho con el tema de la acumulación de reservas”, explicó el legislador sandinista Walmaro Gutiérrez, actual presidente de la Comisión Económica
Reiteró que el dinero para estas reformas proviene fundamentalmente de los ahorros, los saldos positivos del servicio de la deuda, es decir recursos que se encuentran disponibles precisamente para este tipo de emergencias. Otra parte, es de los recursos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público que tiene en el Banco Central.

Una de las ventajas de utilizar estos fondos, es que ni el gobierno, ni la Asamblea Nacional están tocando ningún centavo de los recursos destinados a los programas sociales.

“No le estamos quitando al Ministerio de Educación, no le estamos quitando al MAG, no le quitamos al INTA, no le estamos quitando a ninguna cartera sensible de este país, estamos reduciendo disponibilidades, estamos difiriendo pagos, estamos acumulando esos recursos y lo estamos disponiendo para la emergencia, esa es la forma en la que se hace un Buen Gobierno”, agregó el legislador sandinista.

Con los recursos destinados al SINAPRED, se atenderán mil 249 familias que se encuentran en los albergues de Mateare, Rivas, Chinandega, Granada y Managua, para garantizar alimentos a 43 mil 530 familias de la zona seca, detalló el diputado José Figueroa al leer la propuesta enviada por el ejecutivo.En la primera reformas aprobadas en agosto se reprogramaron ingresos por C$49 mil millones, mientras en gasto se reprogramó C$54 mil 700 millones, cifra que debe sumarse estos 318 millones de córdobas.