A pocos días que inicie el novenario a la Purísima, las imágenes de la Inmaculada Concepción de María se ofertan en diferentes tamaños y precios en los mercados capitalinos y en las carreteras del país.

Mauricio Dinarte que desde hace 19 años se aposta en el sector de la rotonda del periodista para vender las replicas de las imágenes de la Virgen María, manifestó que ha logrado buenas ventas y espera que cuando se entregue el aguinaldo a los trabajadores, la situación se mejore más.

Indicó que las replicas las vende entre 200, 300, 400 y hasta mil 800 córdobas, está última mide un metro de alto.

“Este año cumplo 19 años de vender aquí y de producir tenemos unos 35 años, todo el tiempo la vendo, porque nosotros no solamente hacemos este tipo de imagen, hacemos restauraciones de imágenes ya sea en fibra de vidrio, resina y en yeso que es más barato”, dijo Dinarte.

Doña Andrea Murillo, también oferta las imágenes de la virgen María, pero también está vendiendo los pesebres con las figuras de los reyes mago, los animalitos y el niño Dios.

Las imágenes de 24 pulgadas de alto se cotizan entre los 450 y 500 córdobas, las de 18 pulgadas entre los 200 y 300, pero hay más pequeña que puede comprarlas entre los 30 y hasta a 80 córdobas la docena. El negocio de Murillo se localiza de los semáforos del Seminario La Purísima una cuadra al norte.

“Los pesebres los estoy vendiendo a 100 y 150 según el tamaño y con eso que el aguinaldo se adelantó, es formidable porque eso nos hace que la gente más antes haga sus compras, es fabuloso, el gobierno ha hecho lo máximo”, dijo Murillo. En los mercados capitalinos están prácticamente inundados de los productos tradicionales de la Purísima, como la caña, limones dulce, entre otros.

El novenario de la Virgen María inicia el 28 de noviembre y concluye el 6 de diciembre, el siete se realiza la llamada Gritería, en la que las familias salen de sus casas para cantarle a la virgen en las diferentes viviendas, donde es levantado un altar en su honor.