Las autoridades del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, del Ministerio de Salud (Minsa) y de otras instituciones del Gobierno realizaron un simulacro donde se puso en práctica todo el protocolo de acción ante el posible ingreso al país de un caso de ébola.

Durante el simulacro cada institución puso en práctica las actividades previamente establecidas en el hipotético caso de que se detecte un paciente con los síntomas de esta mortal enfermedad.

De acuerdo al protocolo, cada uno de los pasajeros de la aeronave será evaluado por el personal médico, y el paciente sospechoso trasladado hacia un hospital donde será especialmente atendido. También se analizará la nave para descartar otros focos de infección.

“Estamos cumpliendo con una de las orientaciones que nos dio el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario de prepararnos ante la eventual introducción del virus del ébola. Nosotros tenemos que detectarlo tempranamente y así poderlo nosotros contener para que no se disemine por toda nuestra Nicaragua”, explicó el doctor Carlos Saenz, director de Vigilancia para la Salud del Minsa.

Saenz señaló que los preparativos se inician estando aún la nave en pleno vuelo, ya que el plan de emergencia es activado previo el aterrizaje de esta en el suelo nicaragüense.

“Ustedes pudieron haber visto que el avión todavía no había bajado a tierra cuando ya se estaba movilizando la parte de seguridad, la parte del Ministerio de Salud con la ambulancia”, refirió Saenz.

El director de Vigilancia para la Salud subrayó que el Gobierno tendrá establecido un centro hospitalario donde se atenderán a todas las personas que ingresen al país con la sintomatología del ébola.

El capitán Hildebrando Reyes, vice gerente de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, catalogó el simulacro como muy exitoso porque quedó demostrado que cada institución está preparada para realizar sus tareas en correspondencia con lo que sería una emergencia por ébola.

Señaló que los preparativos del protocolo se vienen trabajando desde hace varias semanas, de allí que este simulacro ayudará a capacitar al personal en los procedimientos tanto aeroportuarios como en los específicamente correspondientes al personal de salud.

“Creo que el ejercicio ha sido exitoso, cada quien estaba muy claro de cuáles son sus deberes en cada una de las etapas del ejercicio”, expresó Reyes.

Cabe señalar que las autoridades nicaragüenses desarrollaron este simulacro en base a un escenario extremo, ello tomando en cuenta que el ébola es una enfermedad altamente contagiosa.