No deshacerse del abate que colocan los trabajadores del Minsa donde se almacena agua, cepillar las pilas de dos a tres veces por semana, no guardar botellas que almacenen agua y mantener limpio los alrededores, son parte de las recomendaciones que brigadas del Ministerio de Salud (Minsa) dan a las personas para que se evite la propagación del chikungunya.

La lucha intensa por erradicar al vector que causa el dengue y el chikungunya sigue en cada barrio y casa con el objetivo de asegurar la salud de las familias nicaragüenses.

Así, en horas de la mañana se continuó con el Plan Intensivo Epidemiológico en el Distrito V de la capital donde brigadistas junto a las maquinas fumigadoras fueron casa a casa abatizando, fumigando y orientando a la población para mantener su hogar libre del vector.

El señor Camilo Cáceres, dijo que “Hay gente que es bien desaseada y eso comienza desde ahí. Si yo sé que en mi casa hay niños pequeños tengo que mantener mi hogar limpio porque si no nos perjudicamos ellos y yo, después hay que gastar en medicamento y uno se hace el daño”.

“Aquí se mantiene todo cerrado, sellados los barriles, no acumular agua, si tenemos botellas ponerlas boca a bajo para evitar que el zancudo se acumule ahí y crie a sus hijos”.

Asimismo, la joven Cleysi Monge, externó que “me parece bien que estén viniendo porque con estas enfermedades los niños se enferman más. Tengo un bebé y debo cuidarlo por eso él duerme con mosquitero, abanico, siempre mantengo limpio porque mi bebé es mi mayor prioridad”.

El Doctor César Castillo, director del Centro de Salud Pedro Altamirano, explicó que solo en el barrio Carlos Fonseca unas 600 familias serán visitadas por las brigadas.

“Estamos dándole continuidad al plan que tenemos de lucha contra la enfermedad del chikungunya, contra el vector aedes aegyptis”.

“El plan de contención está trabajando con las visitas de concientización casa a casa con los gabinetes, abatización domiciliar, fumigación casa a casa y fumigación espacial”.

Recalcó que hay algunos pobladores que aun no saben la importancia, no solo de la abatización y fumigación, sino que también la limpieza que es fundamental para que no hayan criaderos.