El Plan Intensivo Epidemiológico contra el chikungunya y dengue, que inició en octubre pasado, se intensificó el fin de semana en los diferentes barrios de la capital, con más de un centenar de brigadistas que visitaron las viviendas para abatizar y fumigar, con el fin de eliminar todos los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, principal transmisor de ambas enfermedades.

El barrio Tierra Prometida, fue uno de los principales barrios al que se movilizaron las brigadistas junto con las maquinas fumigadoras, mientras la población, consciente de la necesidad de sumarse a este esfuerzo, abrieron sus viviendas para que se abatizara y se fumigara. Los miembros de los Consejos de Desarrollo Humano del barrio, una noche previa se encargaron de informar que los brigadistas se salud, se presentarían a los hogares.

“Estamos dando continuidad a todas las acciones del Plan de Contención que tenemos contra el Chikungunya, y parte de esto, es el reflejo donde estamos la comunidad organizada, el Ministerio de Salud, nuestro sindicato Fetsalud, todos unidos en una sola fuerza para darle la guerra al mosquito”, dijo la compañera Ligia Aragón, de la Dirección de Epidemiología del MINSA.

Instó a la población a colaborar, por que la solución está en nuestras manos “y llegando a cada vivienda vamos eliminando los criaderos del mosquito, la botellita, la tapita de gaseosa, todo calachito que pueda ser un criadero hay que eliminarlo, no hay nada mejor que todos unidos podemos hacerle frente a esta enfermedad”.

“Estamos aquí en este esfuerzo con el MINSA y la Alcaldía de Managua, lo que queremos es evitar que la comunidad del barrio, se nos vaya a enfermar, tenemos bastante casos sospechosos y eso es lo que nosotros queremos eliminar, eliminar todos esos criaderos y todas las cosas que permiten que el zancudo se reproduzca”, manifestó Domingo Pérez, informando que se visitaron unas 900 viviendas del barrio.

La población aplaudió y se sumó al esfuerzo de los brigadistas, como doña Marisol Garay, que refirió como trascendental que el pueblo y las autoridades se junten para darle la batalla al peligroso mosquito.

“Llamó a mantener limpios nuestros hogares, hacer conciencia de la suciedad, de los charcos, de la basura y de la limpieza sobre todo, la precaución con los niños. Gracias al gobierno y al presidente Daniel Ortega que hace estas jornadas, eso es muy importante para prevenir las enfermedades”, comentó Garay.

Una persona que anduvo muy entusiasmada ayudando a los brigadistas, fue el jovencito Elías, Salazar, quien llamó a la población a permitir la entrada de los brigadistas de salud a sus viviendas, porque de esa manera se previene las enfermedades.

“El MINSA se ha puesto las pilas en andar abatizando y fumigando, le doy gracias al gobierno, a nuestro presidente Daniel, porque ayuda a la sociedad, y nosotros mismo debemos de practicar la higiene en nuestros hogares”, señaló el pequeño Elías. Hasta el viernes pasado se contabilizaban 361 casos de chikungunya en el país, particularmente en Managua, Chinandega, Masaya y León.